Ha muerto Amélie

Amélie ha muerto. La habéis matado entre todos. Modernos y modernas de pueblo sin corazón.

En la tienda de hortalizas donde ella siempre compraba, se están pudriendo las alcachofas, de tantas veces que habéis publicado en Twitter que “hasta una alcachofa tiene corazón”.

El dueño, que es un gran bastardo, se ha montado una fiesta, pues por fin se ha librado de esa pequeña metomentodo, y su explotado trabajador, ese que era tan mono, se ha dado de baja por depresión.

Hasta el gato de la peli está mustio, hay quien dice que se le ve deambulando por Montmarte, sin rumbo fijo y con la mirada perdida.

Y hablando de Montmartre, el videoclub porno donde trabajaba su novio ha cerrado por vacaciones indefinidas y la cafetería Des Deux Moulins se ha ido a pique después de haberse inundado por exceso de flujo vaginal; demasiadas hipster fingiendo que toman un capuccino para poder hacerse la fotito de oro para el Instagram.

No es nada nuevo que cuando algo realmente especial y singular llega al populacho, pierda toda el encanto que había a su alrededor, pero con Amélie Poulain os habéis lucido, macho. Nunca en mi vida vi mayor ultraje colectivo a una película de culto.

Todo empezó cuando gran parte del sector femenino comenzó a identificarse con la imagen de chica soñadora e inadaptada que vendía la película y lo adaptó a su propia imagen en versión distorsionada de chica mitomaníaca y desesperadamente necesitada de atención.

Empezamos a ver miles de biografías de Facebook, blogs y demás redes sociales en las que se definían a sí mismas como soñadoras sin remedio que disfrutaban de buscar figuras en las nubes, romper el caramelo quemado de la crema catalana con la cucharilla y demás gilipolleces intrascendentes que demuestran la singularidad de su persona. Que me expliquen a mí qué clase de persona mínimamente normal encuentra en pisar charcos y oler el césped recién mojado características definitorias de su personalidad.

Se creó una paranoia colectiva de “el gusto por los pequeños detalles” que, sin duda, fue aumentada y alimentada a raíz de esta película. Vamos a dejar algo claro ya: Si eres un capullo, el perderte en los pequeños detalles no te hará dejar de serlo. Tan solo serás un capullo con déficit de atención.

Pero como no sólo de meter la manita en sacos de lentejas y demás bohemiadas vive la gente, era necesario adaptar el look Amélie, y ahí fue cuando el desastre se extendió por las calles. Miles de modernitas alienadas luciendo el mismo peinado, soñándose a sí mismas estilosas y afrancesadas, pero que olvidaron un pequeño detalle: para que te quede bien el flequillo de marras tienes que ser Audrey Tautou.

Aún a día de hoy es fácil reconocerlas en los bares. Si ves a una chica con el pelo corto con flequillo desfilado, con aspecto de niña bien con un punto desenfadado, usando vestidos naif y hablando de películas como ‘500 días juntos’, huye despavorido. Después no digas que no te hemos avisado.

En el 90 por ciento de los casos se tratará de una moderna con complejo de Amélie, y las Amélie fake suelen ser, por desgracia, muy pobres de espíritu.

Esta plaga de pequeñas revienta pompitas de jabón, no hace sino perjudicar a las mujeres normales, reproduciendo una idea de la feminidad tonta y ñoña, sin ser conscientes de que están repitiendo patrones que nos vende un tipo concreto de cine indie, que no hace más que reinventar los patrones del machismo de antaño.

Y es que en esas pelis muestran a la “chica ideal” paseando por la playa con su jersey de cachemira, jugando a meter los pies dentro del agua y riéndose de todo y de nada al mismo tiempo mientras su melena se menea en slow motion.

Nunca te muestran a la chica en la cama, con la camiseta vieja de su novio, el pelo sucio y tirándose pedos. Porque sí, lector medio, asume que las tías se tiran pedos… ¡Las tías se tiran pedos más fuertes que tú! Menos mal que existe Lena Dunham para acabar con toda esta patraña.

Cuando la pobre Amélie ya estaba convaleciente, vinieron los de Pereza y la terminaron de rematar. En un gesto que presupongo un guiño de buena fe a la película, crearon la canción ‘Pequeña sonrisa de Amélie’ y fue por culpa de ella que miles de chicas random googlearon la palabra Amélie y se toparon con su nueva “película favorita” porque la consideran “muy mona”.

Cada vez que entro en el Facebook de una choni cualquiera y me veo de foto de portada alguna escena de Amélie se me caen dos lagrimones. Se acabó la magia. Los fans lloraremos sobre su tumba.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

69 Comentarios

  1. Me quedo con la frase: «No es nada nuevo que cuando algo realmente especial y singular llega al populacho, pierda toda el encanto que había a su alrededor…» ¡Qué razón! ¡Y cómo lo odio!

  2. Las peliculas son para todos, y cada cual se identifica o mitifica lo que le da la gana, vale ya de autenticas visiones o formas de entender las cosas, la pelicula es una y que cada cual la haga suya en la medida que le apetezca!

    • Ahí le has dado. A mi me gusta Amelie y porque haya tropecientas palurdas con flequillo y que aman las lentejas, no me a dejar de gustar. Hay tropecientas Amelies y tropecientas personas que afirman que su forma de ver las cosas es la mejor.. pero ¿qué hace más auténtico a quien ha escrito esta entrada? NADA. Cada cual a lo suyo.. que ahora está de moda también las citas y entradas de blog autoayuda para convencer a quienes no tienen novio/a (COSA QUE NO ES MALA) de que el amor no existe y ellos van bien si se tiran a todo tulipán que encuentren. En fin

  3. Me encanta tu articulo!!!! Soy de Brasil, Rio de Janeiro y aqui hay miles de amelie, yo incluso las llamaba asi, cuando veo la chica con este peinado y lo vestidito!!! rssssr En general son personas fake q incluso necessitan parecer con amelie para demuenstrar a las persona q son sensibles y si fija en los detalles de la vida, cuando yo de verdad dudo mucho q han entendido la essencia de la pelicula Concordo cuando dice q si eres un puto capullo sensible y q mira los detalle, lo sera y punto sin forza, sin tener q parecer ser para la gente!!!! Amelie es una de mis peliculas favoritas y me encanta tudo ella, pero a mi tb no me gusta la banalização dessas pequenas preciosidade!!!!

    Besito guapa

  4. Me encanta tu articulo!!! Soy de Brasil, Rio de Janeiro y aqui a miles amelie, todas con seus peinados vertiditos muy «cultas y sensibles» yeyeye Tiene mucha razon, amelie ha muerto, cuando han banalizado la pelicula!!!!

  5. Puesto que muy amablemente nos dejas expresar nuestra opinión en tu tablón, me veo obligado a darte la mía. Cuando dices «populacho», ¿a qué te refieres? ¿Te consideras parte de algún tipo de élite intelectual que excluye a un porcentaje mayoritario de la población como si fueran inferiores intelectualmente? Quizá la magia de Amelie, así como la de muchas otras obras de arte que se han convertido en un producto de consumo masivo (la Gioconda de Leonardo da Vinci, Las cuatro estaciones de Vivaldi, el final del 4º movimiento de la 9ª sinfonía de Beethoven y muchísimos otros que no merece la pena seguir mentando en el comentario) es que han sido capaces de «bajar a la Tierra» y darse a conocer entre personas no especializadas en cine, pintura o música. Recordemos que en su origen – tanto etimológico como histórico – el arte viene del concepto «artesanía»; tenía una función útil. La poesía y la música eran concebidas de forma unitaria y servían para facilitar la transmisión oral de historias de generación en generación; la raíz de las artes, su ESENCIA, reside en el pueblo, en ese «populacho» al que tú no consideras portador de la capacidad intelectual suficiente para que pueda valorar obras como Amelie, la 9ª de Beethoven o la Gioconda. El arte es algo expansivo, no tiene límites dentro de la sociedad; es de todos.

    Es tan solo una opinión más, ofrecida rápidamente y muy por encima . Sería un placer discutir más a fondo los pormenores estas abstractas ideas sobre el arte que pululan por mi cabeza a cada momento y que, ¿por qué no decirlo?, no acaban de encontrar su forma definitiva. Estoy abierto a todo tipo de sugerencias y de visiones distintas a la mía. Un saludo.

    • ¿Qué las Amelies son las modernas? Ja ja, pues anda que no ha pasado ya esa moda… hace tiempo ya.

      Y para Alberto, una elegante y acertada respuesta… pero también es cierto que a dia de hoy hay cosas que se vuelven de consumo masivo no porque sea Arte capaz de Bajar a la Tierra, si no porque nos las meten de mala manera y hay gente que se lo traga (y mientras menos cultos seamos, mejor nos las meterán). No lo digo por la peli, que yo creo que es buena (aunque no soy cinéfila), pero anda que no hay bazofias de consumo masivo y Arte (con mayúscula) que no llega en su época a ser reconocido por el «populacho», creo que no hace falta dar ejemplos.

  6. La verdad es que soy una persona que lleva un corte de pelo parecido a Amélie, rizado, con mechasy rojas, y casi sin flequillo, pero a fin de cuentas, degradado invertido… O yo no entendí la película, porque la ví cuando era más pequeña, o sinceramente, soy de las personas que se dan cuenta de los detalles que no tienen importancia, y no se dan cuenta de lo evidente, como puede una persona o no vestir… Es más… tal vez te cambies de peinado y salvo que sea algo muy muy distinto, ni lo note… o te cambies de perfume y ni sepa cual es… Acaso sé cual es el mío? frutal… pero aparte de eso…
    Pero no creo que todo el mundo lleve el look por amélie… es una película que no sé por qué es tan maravillosa para todo el mundo, insisto, en que tal vez yo no comprendí en su día el mensaje y ahora me da un poco de pereza verla… O tal vez no me gusta el cine francés…

    Lo que sí tengo claro, es lo que me gusta… con el paso del tiempo, me he dado cuenta que me gusta cambiar de look, cosa que antes odiaba, y siempre iba igual… Me he dado cuenta que me gusta la moda gótica-pinup, y que aunque me gustan los maquillajes sexys, y la figura de la mujer provocativa con curvas como hace muchos años, también adoro el estilo natural y elegante del maquillaje coreano… Y adoro su música, sus dramas, y sobre todo sus cosméticos… Así que combinando todo, es un look algo difícil…

    De momento visto como puedo, porque estoy pendiente de una reducción de estómago… pero quién me dice a mi que el día de «mañana» (en unos meses), no veré un vestidito de su estilo, con una chaquetita y me encantará? o tal vez adore verme una falda de tubo y pueda ponerme unos taconazos… o me plante un corsé, de forma sexy pero con un maquillaje natural y tal vez aniñado…?

    Que sí, que la vida va por modas, pero dudo que todo el mundo que lleve este corte del pelo, sea una hipster que adora amélie… ella no inventó el corte de pelo, y otras muchas mujeres lo han llevado sin criticárseles hasta que apareció ella… «trasgresora»

    Creo que aunque tienes razón en muchos puntos y la gente se deja llevar, y se vuelve «muy trascendental» al final todos terminamos estando en un grupo, más o menos reducido en plan «rebaño», porque antes criticaban a los hipsters por ir al starbucks, usar instagram, llevar un reproductor de música, o super gafas… Pero eso ya se hacía en los 80… sólo que iban al hard rock café, llevabas una polaroid, un walkman, y las gafas… bueno, esas siguen siendo las mismas… todo vuelve, todo se va… y al final seguimos y seguiremos siendo presos de las modas, porque quién no tiene una cuenta en una red social? O un móvil táctil?? Quién no ha tenido que volver a los leggins porque no hay otros pantalones…? O ponerse zapatos de pico (los odio) cuando no habían de punta redonda??

  7. Partamos desde la mismísima base, que además es algo que no podemos pasar por alto: Amélie es un coñazo como la copa de un pino. Nació engañándonos, vendida como una película independiente y es cultura de masas desde el principio. Amélie y «obra de culto» sería un oxímoron. Amélie nació única y exclusivamente para ser objeto de explotación de modernas intensas, para ser un producto más de la mitomanía. Merecía una muerte así.

    Querida Amélie, tanta paz lleves como descanso dejas.

  8. Estoy totalmente de acuerdo contigo, y creo que todo ello castiga a la película pero al final creo que es importante que frente a eso, lo que predomine es la sensación que te produjo al verla, lo que te aportó y lo que significa para ti. Todo lo que venga detrás no importa. Parece que si algo se masifica ya tenga que dejar de ser bueno, y es una estupidez. En la mayoría de casos la crítica personal está tintada de dónde la sitúan los demás, y es absurdo.

  9. Artículo pretencioso y desfasado que trata un tema del que ya se ha hablado demasiado demasiadas veces. Amélie lleva muerta, enterrada y agusanada siglos, otra cosa es que quien haya escrito el artículo se haya dado cuenta ahora.
    Por cierto, es irónico que la persona que ha escrito el artículo no se haya dado cuenta de que no es más que otro subproducto de la cultura del moderneo actual, al igual que, en su momento, lo fueron aquellas personas que critica.
    ¿Será este artículo una especie de ejercicio de autoconvencimiento de que realmente no es alguien que debería odiarse a sí misma?

  10. Amelie es una de las películas francesas que mas han recaudado de la historia pero ahora se ha vuelto mainstream. Claro que sí.

    Alguna otra cosa que lamentar que se haya vuelto mainstream? Star Wars? La Coca Cola?

  11. Mentecato, me ha dado un vuelco el corazón, al leer el titular al compartirlo un amigo en Facebook. Enhorabuena, gracias a él has arañado algunas visitas (como querías) Gaznápiro.

  12. Llevo leyendote un tiempo y esto me ha parecido una mierda. La manera en que escribes ha cambiado.
    Tu eres tu escritura . Salia de lo mas hondo de tu puta cabeza y se abría como si alguien golpeado con un ladrillo en la nuca. Ahora no. Amelie es la hostia, es facil que le guste incluso mas alla de las personas sin una mierda de cultura, que parece que te importan una mierda, puede, y repito puede que les guste hasta a las personas que no tienen cultura social, idiotas, embobados, cambiaropas, judíos, nazis , maricones, fachas, llamalos como te salga de tu puñetera y maldita desgana , porque si tu cabeza, tu jodida y puta cabeza no da mas que para obviar de una manera tan ladrillera, que hasta los imbeciles pueden tener sensibilidad cuando se alinean los planetas hacia algo levemente hermoso , siempre, siempre va a haber alguien ,un ultimo mono que lance la mierda hacia su congenere simiesco pero sin pulgares prensiles, dando lugar a la expresión «El ultimo mono, los hipsters de Amelie» .
    Y eso es todo lo que hay debajdo de /ha-muerto-amelie/
    Una mierda.
    Igual, que todo lo que hay por encima de este punto
    .
    Pd: Vuelve a antes, era autentico.

  13. Así que de portar una estética concreta se deduce la inteligencia y el falso interés en la cultura de una persona, por supuesto, una de nosotras, como no. No se perjudica ninguna feminidad, todas pueden ser, eso es ser feminista, no imponer a ninguna mujer cómo debe ser para complacer un estándar y tampoco valorar lo que piensa por su apariencia. Eso con un tío no lo haces.

    Y eso no es todo, tenemos tremendo clasismo al quejarse de que las chonis osen imitar a Amelie, por no hablar de las quejas del populacho, y no vale que digas «es humor», es humor que te favorece a ti como privilegiada, con acceso a una formación y unas oportunidades que otros no han podido tener, te ríes del débil, del tonto, del pobre, del alienado que no es tan perspicaz como tú. No cuela.

    Por supuesto una tía tan clasista y excluyente como Lena Dunham, que sólo habla de chicas blancas y ricas en sus obras te parece estupenda, no me extraña, cuando ninguna de las dos osa revisarse sus privilegios, no vaya a ser.

  14. Joder, esto es todo demasiado simple.

    Hay partes del artículo en las que pensé que tenías razón, pero es que esa soberbia y ese deje de hijoputismo (para unos bueno, para otros malo, pero tuyo) que soltabas a borbotones en el artículo pierde toda su credibilidad y aplomo cuando tienes que explicarlo respondiendo comentarios.
    Al final da la sensación de que a ti también te encantó «Pequeña sonrisa de Amelie»
    Y te has olvidado de Zooey Deschanel.

  15. Hola Towanda. Me he parado a leer el artículo y también las respuestas, aunque ha habido un momento en el que he desistido de encontrar en tus comentarios alguna respuesta coherente. Porque, a ver, estás todo el rato rebatiendo las opiniones de los demás con «es que no entiendes lo que quiero decir en el artículo.» o «el artículo no trata de eso. Interprétalo como quieras.» Exactamente, dices que todos estamos equivocados al interpretar como queramos el artículo, mientras nos mandas a «interpretarlo como queramos», no tiene sentido. Así que, por favor, me gustaría que nos ilustrases y dijeras de una vez de qué trata el tema a leer, porque de nada sirve que nos digas que «el artículo trata de otra cosa» cuando ni siquiera tú misma puedes explicar de qué trata.
    Te digo, para escribir artículos (o cualquier cosa) hay que tener las ideas muy claras, y no avergonzarse al decir «pues sí, todas las que llevan ese peinado me parecen unas modernas de pueblo imitando a Amelie», que, al fin y al cabo (y como no aclaras nunca el asunto), todos seguiremos creyendo que de eso va el artículo.

  16. Yo no siento que haya muerto Amelie. A Amelie no la mata la gente que intenta imitarla sin éxito. A mi también me deja frío que la gente tenga tan poca personalidad y se deje vender de todo, pero no va a cambiar mi percepción de una película porque le guste al 90 por ciento de la población.

    Si me dijeras que es como un grupo de música, que va cogiendo éxito y volviéndose comercialoide, aplicándose la máxima «renovarse o morir» (renovación que en algunos casos se podría llamar autodestrucción), corrompiendo su carácter inicial y siguiendo las tendencias imperantes del momento, escuchándolo en todos los bares hasta que tienes pesadillas con su canción de moda, y notando cómo después de unos años intenta imitar tristemente su propio estilo de sus primeros discos porque el moderneo se le ha ido de las manos … eso sí que son muertes, con todas las letras.

    Pero Amelie dura 2 horas, y a menos que alguien intente hacerle una segunda parte (que espero que no) será imposible que el consumo masivo la hagan evolucionar a peor, no hay renovación (o autodestrucción) posible. Como dijeron arriba: En la mayoría de casos la crítica personal está tintada de dónde la sitúan los demás, y es absurdo.

    En resumen, te ha quedado un artículo entretenido pero muy hater. Vive y deja vivir, ya pasará de moda y la gente dejará de disfrazarse de Amelie. Además, ahora Amelie les está cediendo el puesto a las chicas de Wes Anderson…

  17. (Antes de escribir mi comentario aclaro: ni me gusta ni me ha gustado nunca Amelie, y que, pesar de que me encanta la película de 500 days of Summer (llamadme hipster de espiritu vacío, una vez incluso publiqué una canción de la película e mi facebook), nunca he tratado de imitar a Zoey, ni su vestimenta, ni mucho menos sus peinados. Me queda rematadamente mal el flequillo).

    Obviando el hecho de que hay mucha gente (con escasa personalidad) que imita cualquier cosa que ve, no creo ni que sean tantos, ni que tengan la capacidad de destrozar una película. Ni Amelie, ni ninguna otra. No hacen daño a nadie y si imitar ciertas conductas o un peinado les hace sentirse más seguros consigo mismos, adelante. La película, seguirá siendo buena para unos, o mala para otros, sin importar cuanta gente la conozca.

    Creo, sin embargo, que sí que abundan las personas con complejo de superioridad y de originalidad, a las que les frustra que las cosas que les gustan sean corrientes. Me explico, no queda tan cool decir que tu película favorita es «Amelie», cuando a día de hoy suena a «topicazo» (según tú, yo no conozco a nadie a estas alturas cuya peli favorita sea esa, pero en fin, las habrá). Queda mejor decir el nombre de alguna película de cine independiente, si es francesa, aun mejor. ¿Quien es el hipster aquí? De verdad que me sorprende que puedas decir que te caen lagrimones cuando ves que alguien ha puesto en su facebook una foto de la película Amelie, y seguidamente llamarles hipsters a ellos… cuanta contradicción.

    Y simplemente quería aclarar que la industria del cine no busca que sus productos gusten a 4 gatos intelectualmente superdotados, sino que lo que quieren es que gusten a MUCHA gente, al populacho, siguiendo tus palabras, porque a cuanta más gente guste, más pasta, así de sencillo. Por eso eligen los temas que eligen, y ponen a los actores que ponen, y en fin, se llama publicidad y sirve para que algo llegue a mucha gente. Qué más da que a ti te llegue antes o diez años después, eres parte de la sociedad consumista y globalizada en la que vivimos y formas parte de una cadena, no eres especial. Nadie lo es. A muchos les gustará lo que le venden y a otros no, y de antemano hay estudios de mercado que les permiten saber a quienes les gustará y a quienes no, teniendo en cuenta la clase social, el sexo, la edad etc. de las personas.

    Y esto lo digo para todas esas personas tan pesadas que tienen la necesidad de aclarar que «yo era fan de ese grupo antes de que se dieran a conocer», «yo vi esa película antes de que se tradujera» y «yo leí ese libro antes de que el autor lo escribiera» Sois más plastas que las niñas que visten como Amelie, dejadlas en paz, os gusta lo mismo que a todo el mundo y punto, y no pasa nada, así está montado el tema.

  18. Hola, estoy de acuerdo con lo que comentas en el post, cuando algo por cualquier razón se hace mayoritario por un cierto tipo de público, que comienza a identificarse totalmente con el, no es raro que consigan quitarle toda la personalidad hasta dejarlo en un elemento vacío.

    Pero me gustaría aportar mi vivencia personal con esta película, soy un tío al que le gustan las pelis y series de acción, misterio, terror, fantasía… Y mi pareja siempre se me ha quejado un poco de que estoy encasillado en unos géneros y que el género romántico (o por lo menos, uno en el que no hayan tiros, espadas, naves espaciales o complicadas teorías sobre la vida, el espacio sin ser comedia) no lo toco para nada, no hay muchas películas románticas que me gusten, y las comedias románticas americanas… Bueno, no he visto ninguna que piense que sea una buena película.

    Así que un día le dije de ver Amelie, yo la vi en clase de Francés en su versión original a los 13 o 14 años, hará unos 10 años de aquello, mas o menos. Mi pareja no la había visto nunca y decidí que sería un buen momento para enseñarle una película que me gustó muchísimo en su momento y que la conservo en mi memoria como una muy buena película. Así que la pillé para verla… Y no la vimos, creo recordar que vimos un trozo del principio pero no la vimos entera porque estábamos cansadísimos y nos quedamos fritos en seguida.

    No hemos vuelto a intentar verla, entre otras cosas, no vivimos juntos y eso es difícil de compaginar a veces pero creo que puedo sacar una conclusión y es que me parece una muy buena película, Audrey Tatou me parece una actriz guapísima con un pelo precioso y en Amelie está impresionante… Pero el tipo de mujer que a mi me ha vuelto loco desde siempre es la que ha pasado de ver Amelie y que no se va a poner a imitarla porque no es ella. A ver si un día de estos la convenzo de verla, porque es una película que todo el mundo debería ver.

  19. Para mi lo peor del fenomeno Amelie es sin duda el turismo y el culto a Paris, ahora poco queda de lo que era antes del estreno de la pelicula, de hecho no tiene ningun encanto, (no digo que ya no sea una capital bonita) solo masas y masas de gente sin puta idea de lo que estan viendo pero que estan ahi porque ese sito salio en la peli.
    Por cierto es una de mis 10 favoritas y no odio a las chicas de pelo corto, de hecho creo que me llaman mas.

  20. En efecto, las tías se tiran pedos más fuertes que nadie, y como bien dices, buena prueba de ello es Lena Dunham, de la que se comenta que en la tercera temporada de «Girls» pasará de salir en todos los capítulos en pelotas a lucir las bragas cagás, para cubrir su poliédrica personalidad con una fina patina de intelectualidad.

  21. ¡Hola Towanda!

    Vengo a darte mi más sincera enhorabuena. Entre tanto hater este comentario se perderá rápido pero me apetece decirte que el post por mucho que se critique funciona a la perfección.

    Un título impactante, una opinión radical sobre una idea y una comunidad de lovers/haters compartiendo y comentando. Tu trabajo está hecho. Te has quedado a gusto y encima el blog crece y sus posts se viralizan.
    Yo lo vi hoy por facebook, una amiga comentaba indignada sobre el hecho de que aquí se critique el moderneo barato y la distorsión que se hace sobre esta película (que conste que eso es lo que pensaba ella). Me llamó la atención y aquí estoy 🙂

    En mi opinión la gente que viene a criticar tu punto de vista debería probar a arrancar un blog y exponer ahí sus ideas. No es fácil conectar con la gente, fomentar comentarios, ni generar discusiones.

    Poco tengo que decir de Amélie. A mi no me duele especialmente todo esto porque no soy super fan, pero si que cansaba en su momento ver tanto flequillito y tanta chica especial. Las cosas especiales son escasas y cuando las ves a porrillos pierden toda credibilidad. Me dolería el día que todo el mundo quiera ser un replicante o en su defecto cazarrecompensas, algo mucho menos probable jeje.

    ¡Ánimo y a seguir con las publicaciones chica!

  22. No hay nada más triste que el sufrimiento de un hipster al que le han robado su pequeño tesoro de singularidad y se lo han vendido en el mercado. Snobismo destilado,

  23. No tengo ni idea de por qué he entrado a leer una entrada a este blog que no conocía, pero después de leerlo puedo prometer que no me volverá a pasar. Que bobada de artículo

  24. Cuando un artista hace una obra, cuando un cineasta hace una película, su valoración corre a cuenta del espectador. ¿Quién eres tú para decirle a tanta gente con qué se debe identificar? Que cada uno interprete al personaje y le dé el uso que le dé la gana. Dándotelas de cultureta lo que pareces es un hipster frustrado que se las da de misántropo existencialista.

  25. Menuda subnormalidad: como no eres de mi tribu, eres idiota.
    Bravo.
    Y es que está claro, las tías tirándose pedos salen en todas las películas. En todas. Sobre todo en las no «machirulas». Sí, sí, ejemplos a montones. Oh, wait!

  26. Amelie lleva muerta bastantes años ya y hace tiempo que el mundo de Wes Anderson le pasó por encima.
    Puede que entretenido articulo, pero llega tarde. Amelie no ha muerto, se ha muerto para ti ahora, pero para muchos nació como un cadáver exquisito.
    Me gusta la fotografía de la película y la he vuelto a ver hace poco porque la primera vez no entendía que a todo el mundo le encantase… sigo en mis trece, no entiendo que alguien se pueda ver reflejado en alguien tan simple, pero es mi opinión nada mas.
    Tienen razón cuando dicen que es un articulo clasista tal y como lo enfocas y que además es un articulo que sale porque algo habrá pasado; antes eras fan y ahora la odias? Que eso te pase con un grupo de musica puedo entenderlo, pero en esa película lo único que ha cambiado es tu percepción; no ha muerto Amelie, ha muerto la percepción que tenias de ella.

  27. Dices en tu texto, y cito: «No es nada nuevo que cuando algo realmente especial y singular llega al populacho, pierda toda el encanto que había a su alrededor». O sea que según tu, ¿el arte debe ser sólo para unos pocos?. Cuéntame algo: ¿perteneces a algún círculo intelectual, que por lo visto te crees una mente superior a los demás?. Una cosa son las imitaciones burdas, queriendo parecer lo que no eres, y otra cosa es decir, que al gustar a la masa, o al «populacho», pierda toso el «encanto».
    Perdón, pero que cagada de artículo!

  28. Interesante perspectiva, pero creo que el autor ha olvidado que como buena película genera fans y detractores también ¿Vamos a perseguir a las que se quieren parecer a Marilin Monroe etc, etc? Lo más destacado de esta película es la forma en qué se contó la historia y sin duda su banda sonora.

    El personaje es una caricatura, exagerado, fantasioso, casi que ciencia ficción..retrató un personaje con el que muchas chicas se sintieron identificadas, específicamente aquellas que no encajan en el molde de belleza que se impone por estos días. Un lugar para lo raro viene bien. Si te encuentras muchas Amelie en la calle es porque a todas les parece que son raras, así como cuando te encuentras a otras tantas que quieren ser Kim Kardashian.

  29. Sin acritud. No creo que seas superior al «populacho», como para no identificarte con él. El arte, no es para unos pocos. Por suerte, en el siglo XXI, no lo es. Y lógicamente, hay películas que gustan a todo el mundo. Por eso me ha parecido bastante absurdo leer artículos donde se habla con desprecio sobre «un grupo social»(llámalo modernos, hipster, chonis, o mierda seca) cuando tú eres la primera persona que sigue la moda, como el resto de borregos, de escribir en un blog quejándote de la actitud de los demás, el postureo, etc. Tú mismo escribes la misma mierda.
    «Empezamos a ver miles de biografías de Facebook, blogs y demás redes sociales en las que se definían a sí mismas como soñadoras sin remedio que disfrutaban de blablabla»

    Sabes, empezamos a ver miles de blogs y demás redes sociales en las que se definen a sí mismos como CRÍTICOS o que se creen Risto Mejide. Y por suerte, como sucede con Amelie, solo hay uno.

    ¡Ten un buen dia! Y por favor, deja esa actitud de mierda y escribe algo decente que no sea una copia barata de otros blogs.

  30. Vive y deja vivir… Qué más os dará cómo viva la gente. Si quieren vivir imitando a una actriz/película, y son felices con ello, que lo hagan. Si quieren cortarse el pelo como la protagonista de Amelie, que lo hagan. Una vida muy vacía deben llevar aquellos a los que lo que hace gente que ni conocen les hace llorar y les molesta, más aún cuando no les afecta directamente. Es la vida de la gente, si quieren vivirla a la manera en que alguien de una película que les gusta lo hace, que lo hagan! Al igual que puedes hacerlo tú, o yo, con esta o con cualquier otra buena película. Quién sabe, igual muchas de esas chicas de las que hablas se sienten de verdad identificadas y han logrado encontrar un personaje en el que se ven reflejadas. O no. Y si es que no, a nadie debería importarle. No tengo más que decir, esto es tan solo una opinión personal. Pero te ruego que recuerdes: vive, y deja vivir…

  31. Me parece genial que expreses en tu artículo esta opinión, sin embargo pienso que algunos le dais TANTA importancia a algo que no lo tiene, en serio, o sea le dais mucha importancia a la gente que sigue las modas y eso, si de verdad te gusta a ti algo eso es lo que importa y que cada uno haga lo que le de la gana, como si quieren imitar el estilo o lo que sea. Las modas pasan y a fin de cuentas lo que de verdad importa es lo que a cada uno le gusta de verdad y no hay que fijarse en lo que hace o deja de hacer los otros.

  32. SI te metes en twitter verás que todo el mundo que comparte la muerte de Amelie habla super bien de este artículo… Pero claro, siempre tiene que haber las personas desocupadas que van de anónimos odiosos de blog en blog. Estoy harto de que cada vez que miro los comentarios en un blog nunca haya nada constructivo y se monten unos debates surrealistas. Menudo País.
    Que conste que a mí el artículo ni me gusta ni me disgusta pero me jode mucho que haya tanta basura que se ampara en el anonimato desfogarse por los blogs, revistas y periódicos virtuales.

  33. Creo que llego un poco tarde pero al leer esto he sentido la necesidad de contestar. Este tema no sale de mi cabeza desde hace ya tiempo (no me refiero a Amelie, sino a lo que este artículo rezuma por todas partes, esa especie de narcisismo oculto que todos y cada uno de nosotros poseemos). El cine es arte, y como todo arte, es sujeto de múltiples opiniones. Pero, ¿Qué son las opiniones? ¿Es esta, realmente, tu opinión? O, ¿Es, acaso, la opinión de la persona que te gustaría ser? Creo que es más bien lo segundo. Has dejado bien claro que te consideras superior al «populacho», con más sensibilidad y con una mejor percepción de la realidad. Enhorabuena. Me alegro de que seas poseedor de tan elevado sentido del arte, esto te conducirá indudablemente a la felicidad. Pero si eres tan sensible, ¿Cómo es que no tienes ni una pizca de empatía? ¿Cómo puede ser que no comprendas que todo el mundo es capaz de disfrutar del arte? Creo que es el único fallo en la farsa que te has construído para complacerte a tí mismo. Es una pena que te entretengas en estas cosas. Es una pena que malgastes la vida destruyendo en vez de construyendo. Me gusta Amelie. La disfruto. Si tú dices que tanto te gusta, entonces deja a los demás que hagan lo que quieran. Si quieren imitar, que imiten. Criticándolos te conviertes en la misma persona infantil y sin miras que estás criticando. Leer este artículo me ha recordado a la manera en que los niños quieren toda la atención cuando ésta está siendo dirigida a otra persona. De verdad, no quiero hacerte daño. Quiero que reflexiones, porque si dejas de mentirte podrás ver tus errores, mejorar, y al dejar de destruir, ser más feliz.
    Un abrazo, y suerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.