Sobre el cierre de Canal 54 en Pozoblanco

Lo que se preveía como una gran noche de pleno, se convirtió en pesadilla. Mis cálculos eran que tras la sesión dormiría tranquilo y feliz. Hace unos meses parecía un hito que los propietarios de los planes parciales sin aprobación definitiva, que llevan arruinándose año tras año por un solar para sembrar patatas gracias al boom de la construcción y a la colaboración de los ayuntamientos en la burbuja inmobiliaria, por fin dejarían de pagar y empezarían a respirar.

Ese fue el motivo por el que por la mañana aventuré en redes sociales que sería un pleno interesante. Tras unas jornadas de trabajo, había pasado los últimos días preparando una moción que sabía que, con la argumentación jurídica que llevaba, difícilmente se escaparía la aprobación.

Y así fue. La moción se aprobó.

Saboreaba el triunfo y comentaba con mi compañera que sólo utilizaríamos los ruegos y preguntas para felicitar las fiestas cuando el Señor Alcalde dijo que cerraba Canal 54, la televisión local de Pozoblanco.

Me quedé totalmente sorprendido. No tenía ni idea. Ni la más mínima idea.

He tenido la suerte a lo largo de mi vida política de que con la inmensa mayoría de las personas con las que he trabajado, la relación ha trascendido de lo profesional y ha pasado a lo personal.

¿Por qué digo eso? Pues porque durante dos años estuve al frente de los medios de comunicación en el Ayuntamiento de Pozoblanco y, además, durante mi etapa de concejal he tenido la suerte no sólo de trabajar sino de entablar relaciones de amistad con los trabajadores de los medios de comunicación municipal.

Si hubiera tenido la más mínima noticia, se habrían enterado por mí.

Como no podía dormir la noche del pleno, lo primero que hice la mañana siguiente fue escribir a la directora de medios de comunicación locales para transmitirle mi apoyo a ella y a todo su equipo. Mi apoyo, mi ánimo y el compromiso de que el Partido Andalucista peleará para que Canal 54 siga adelante. Y no será la primera vez.

Después lo hice de forma personal con los que me une un lazo de mayor amistad. Pero siempre he tenido claro que la figura de la Dirección de Medios sirve si se respeta. Y entiendo que hasta en estos momentos el procedimiento debía ser jerárquico.

Entrando en materia, quiero decir que no sabía nada del escrito del PP, ni del informe del secretario ni del decreto del Alcalde. Insisto: NI IDEA.

Es un acto de cinismo extremo lo que el alcalde hizo en la noche del pleno, poniendo en evidencia lo que pasa en este país a diario: la guerra entre el PP y el PSOE está por encima de la dignidad de las personas. Y lo que ha pasado en Pozoblanco es una nueva muestra de ello. El alcalde soltó la noticia sin que los trabajadores que cubrían el acto supieran absolutamente nada.

Tampoco entiendo el sentido que tiene el escrito del PP para denunciar a Canal 54. Hay cosas mucho más importantes y más rentables electoralmente en las que gastar balas que en esto. Me parece su enésima torpeza. Máxime cuando la situación era igual de ilegal que cuando estaba en analógico mientras gobernaban ellos.

La última noticia que tenía de la televisión municipal fue una comisión hace unas semanas tras no tener ninguna en dos años. Se nos informó que pasaba a TDT en diciembre a modo de emisión en pruebas y que esa es la solución que se ha acordado con la Dirección General hasta que se vea la manera en la que se adapta a normativa (utilizo esta palabra porque las palabras son muy importantes).

Hay gente que nunca ha creído en los medios de comunicación públicos municipales. Nunca. No sólo pasa en el consejo de RTVA o en RTVE, también en Pozoblanco.

Quizás más adelante sea el momento de hablar más despacio con nombres y apellidos de ese tema y de lo que hice en mi época de concejal de medios de comunicación. Pero hay que recordar que los plenos se ven televisados porque Emiliano Pozuelo y cuatro locos más se tiraron a las calles a recoger firmas para que el entonces alcalde retransmitiera los plenos. Y recogimos más de 3.000.

Después estuve cuatro días de alcalde accidental entre la dimisión de Benito y la toma de posesión de Baldomero. Sólo tome una decisión: autorizar que tiraran un cable desde la sede de Canal 54 al salón de plenos para que se pudieran retransmitir en directo. Y así sigue desde entonces.

Y si luché por tener la concejalía de medios es porque sabía la importancia que tenía protegerla contra la manipulación y el control de quien gobernaba, por mucha contradicción que pueda parecer. Quiero recordar que en esa época se pusieron en marcha nuevos medios de comunicación locales como el ‘Batior’, se remodelaron los estudios de Canal 54, la página web, la imagen corporativa de muchos departamentos, etc., pero nada de eso es comparable o imaginable con permitir la independencia de su dirección sin intromisión política.

Pero he de decir que alguna vez no lo conseguí. ¿Imaginan que en los informativos de RTVE salieran una caricatura de Rajoy en plan Harry Potter? Pues esas cosas pasaban entonces en nuestros medios de comunicación.

Con el tiempo aprendí que sin esa dirección independiente, los medios de comunicación locales de Pozoblanco estaban destinados a la desaparición o a ser controlados por el poder. Por eso quise en su momento poner como única condición previa la llegada de una nueva dirección de medios para aprobar el presupuesto de este año.

Ahora es cuando llega la hora de ver los toreros valientes. Porque informes del secretario encima de la mesa hay, hubo y habrá.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
Artículo anteriorPaso adelante del Real Madrid para ganar el Mundialito
Artículo siguiente¿Qué significa lo de Kobe Bryant?
Foto del avatar
Life&Executive Coach. Un día descubrí el error que es organizar una vida en base a las creencias y necesidades autoimpuestas por una sociedad que nos mueve a su antojo. Decidí parar, respirar y mirar dentro de mí. A partir de ahí todo fluye, desde ese preciso momento en el que uno toma consciencia de que lo más importante en la vida somos nosotros mismos y los valores que nos impulsan. Vivir de la mano de nuestros valores es la experiencia más maravillosa del mundo. ¡¿A qué coño esperas!?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.