Ventolin de Aphex Twin

llegaron
al cuarto
de hora
de polvo sudorosos
y el machito senegalés
rápido se la sacó del ano
a la blanquita estadounidense
para correrse
sobre una cacha potentemente.

uno de los 2 hispanos
que lo grababa en altísima calidad
(con una minúscula cámara) enfocó
la jeta de ella
dando besitos de despedida
porque vio enseguida
pegotes de mierda marrón clarito
deslizándose junto al semen.
el otro no,
el otro fue fiel al suceso real
y captó la cacha cochina.

además de grabar,
uno, Víctor,
exponía y protegía
intereses y derechos del senegalés,
y el otro, Héctor, de la blanquita.

la blanquita,
ya fuera de cámaras,
aprovechó
la embarazosa cordialidad
del abrazo
del senegalés
para pegar pegotes a su torso
mientras Víctor, sin verla,
con Héctor discutía:

– ¡vaya, vaya! ¡qué joya nos traes!
¡una cochina en sentido estricto!

– ¿de qué cojones hablas?

– de ningunos.
de lo que hemos presenciado.
¿es que hay derecho a eso?
¿o acaso me negarás que salió
claramente mierda clara de ahí, eh?
¿qué harás ahora, editarla?
¿colorearla píxel por píxel?

– todos jiñamos.
ese puto todos la incluye, ¿vale?
joder, afloja.
no ha sido para tanto.

– ¿ah, no? claro,
no tanto para su ano,
eso seguro; ya no tiene nada.
voy a demandarla
por sangüijuela antihigiénica.

– en sus derechos entra ser humana,
y en una humana hay mierda,
¿sabías eso?

– no me infles los huevos, Héctor;
mi chico cumplió y ella se suponía
que era una guarra limpia,
profesional, coño.

– ¿una guarra limpia? ¡venga ya!
¿cómo coño se come eso?

– no me chulees o te joderé,
¿queda claro?

– ya lo viste lo claro que quedó
sobre mi blanquita el marrón.

– eh, roñoso moña, entérate:
intento que esto
se haga profesionalmente.
sé que si pudieras pondrías de moda
las mágicas pollas senegalesas
que pierden piel con cada polvo
solo pa llamar piel a esa mierda,
pero resulta que
ni así la disimularías:
son claros los pegotes
y mi hombre es oscuro, tío,
¿t’ enteras?
¿lo apreciaste, tremendo capullo?

– cagonturaza, joder, Víctor, escúchame:
son putas cosas que pasan
y no tendrían que pasar,
vale, no,
pero la chiquita es nueva
y él se pasó un poco bombeando,
¿no crees? además,
acostumbrarse a la mierda
es natural,
¿acaso tú no la saboreas
a diario agradecido?
donde la naturalidad no vence
la mierda convence, amigo,
acéptalo y ríe mientras puedas.

y rieron zanjando el asunto.

y la blanquita
y el senegalés
ya vistiéndose también,
mientras Víctor sentía
por su cabeza fluir
algo como un tema
hecho en los 90:
Ventolin
de Aphex Twin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here