Tras la breña de estío II

Tras la breña de estío

6.

No supe cómo coserme
tu primavera a mi espalda
para que el fin de la ausencia
no me helase el alma.

7.

Las nubes
preñadas de gloria
descargaron su parto
de niños empapados
escondidos en portales.
Rompieron su aurora
de hierba mojada y vida
desangrándose río abajo.

8.

Celebraste la vida
en una aurora teñida de sangre,
en una astilla clavada en la tierra,
en un gemido
lanzado al aire.

9.

Nos amamos bañados
en la iluminación tóxica
de una luz de emergencia,
sordos a nuestros gemidos,
empapados en vicio.
Estas son mis noches
y esas son tus esperanzas,
de ver amanecer una brizna de hierba
en la acera.

10.

Huele a leña
mientras la luna nueva
desangra un manto de tristeza
en Castilla.

Puedes leer aquí la primera parte de este poema de Ángel Muñoz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.