Primeros días sin Bowie

sacando
3 días después
de llegar
al placentero
número
practicable
una última
estrella negra,
así se ha ido,
lamentablemente
pero
memorablemente,
magistralmente,
con arte, estilos y
en paz para siempre,
dejando
pillados y
marcados
a mundos que revolvió
por el gran radar
de la nostalgia.
hace 2 días que
la extravagancia,
la transformación,
la rebeldía, el talento y
el gustazo en todo ello
han perdido representación,
guía, simbología.
david supo
ambiguamente graduar
dolor, amor y terror.
logró elevar
rarezas con belleza
y corazones desatendidos.
demostró originalidad
mostrándose inquietante,
festivo y sobrehumano.
superó vicios,
amasó dinerales y
la lujuria no pudo con él.
fue fuego para el delirio
y aliño pal pecado.
fue giros para nunca reprimir
y sueños con espacios inhabitables.

el pálido héroe mutante.
el flaco inimitable provocador.
el bicho adorado por tocados.
eso y más
ya está en otra parte
conservando ventaja,
realizado y añorado,
especialmente eterno.

hasta siempre y vuelta a empezar.
recuerdos y abrazos
a lou,
a andy y
a los demás.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
Artículo anterior«Todo libro de poesía tiene que conmocionar y hacerte reflexionar»
Artículo siguiente[Tragos amargos] Y al final…
Electricista diariamente. Con cierta chispa y tensión restante escritor resultante (poemas, relatos). Autor de los poemarios autoeditados 'Alquilé mi vejiga al insomnio' (2011), 'Otr@s y poco más' (2011), 'Contra los cuerdos' (2012), '¡Estraga!' (2013), 'Color cogido' (2014), 'Nada sonado' (2014), 'Sed a tiempo' (2014), 'Cierto verdor' (2015), 'Lo normal sale sangrante' (2016); así como del libro de relatos 'Por donde van otros tiros' (2015).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.