Laberinto

laberinto

Laberinto de atajos.
Unos lobos de tiempo aceleran el paso.
Llegar antes (la muerte es avatar)
Pongo la mano derecha contra el muro
sin despegarla recorro corredores.
(es receta infalible, verifico)

Irredenta, me hechizó la hiedra
tapiz de mil dibujos escudo de aquiles
aleph que no descansa.
Leí con la mano casi todos los libros,
mis yemas llevaron al cerebro
casi todas las músicas
y las formas se agotaban
para complacerme.

Y allí me quedé. A veces me suelto
paseo con la mano izquierda
y me pierdo gozosa.
Cuando llegue y se abra el espacio
en el fin más exacto
llegaré también,
en la punta de las letras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here