Este tu pequeño cuerpo

Este tu pequeño cuerpo

Pláceme tu cuerpo inquieto,
pequeño y de curvaturas
inexactas, aún hoy pleno;
y la sombra que proyecta
en las aceras y esquinas
del siempre irredento tiempo.
Tu cuerpo extrae, ya de noche,
secretos que ya yo no entiendo;
y tapa el planeta, altivo,
la delicia de tu cuerpo.

Y es tu cuerpo nimio brizna
de hierba bajo el rocío,
entre granitos de avena
aún por ser desembocados
en cereal o alimento.

Calculadamente parco,
tu contorno muestra el niño
a la primavera dulce,
aunque el otoño se apresta
a ausentar queja y simiente
de un varón que ejerce, solo,
la ternura presentida,
el oxígeno, el aliento.

Y es por ello y tantas otras
razones que desconozco
o que silenciar pretendo
que tu cuerpo diminuto
es la llama que en ti inflamo
en el hielo, en el fragor,
en primavera e invierno.

Artículo anterior‘She is Music Pill’, un homenaje a las mujeres que hicieron historia
Artículo siguiente‘Billy Elliot’: Quiero bailar
Granadino nacido circunstancialmente en Melilla y actualmente residente en la provincia de Cádiz, soy filólogo por la Universidad de Granada y profesor de Enseñanza Secundaria y Bachillerato. Me dedico a la escritura, en todas sus expresiones y formas (particularmente poesía y relato, que son los lugares donde me encuentro más cómodo) desde la infancia, hace unas cuatro décadas. Aun así, nunca he deseado publicar nada hasta hace menos de un par de años (voy sin prisas a lo largo del camino y me prodigo muy poco de cara al público lector, pero esto, esta extraña "timidez-introversión", está siendo corregido...).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.