Elemento 67598/AB90

Por fin pudo entrar en el compartimento subterráneo. Había llegado a los estratos de una ciudad italiana del 2327.

Galileo, una unidad clon del planeta Júpiter, encendió la pequeña linterna que poseían sus gafas y miró a su alrededor.

El lugar estaba lleno de polvo, a cada paso que daba una nube lo cubría por entero. Para darle confianza, su Unidad de Inteligencia Artificial le avisó de que no había presencia hostil en el cuadrante actual.

Galileo guardó su arma reglamentaria y comenzó a caminar por lo que parecían estanterías construidas con un extraño material. La UIA le comunicó que era madera, algo extinto hace miles de años.

El clon, curioso, se paró ante una de ellas y extendió su mano, atravesando decenas de telas de araña. Logró coger un objeto lleno de delicadas capas de un material frágil. Le quitó la mugre con cuidado, aunque alguna de esas extrañas láminas se rompió. Lo abrió; estaba lleno de marcas aleatorias.

El ordenador le informó de que se encontraban en una librería, y que aquello era el elemento 67598/AB90; pequeñas secciones de papel dónde antiguamente se almacenaban todos los conocimientos del hombre.

Galileo se quedó pensativo. Ya nadie sabía leer, toda información necesaria era implantada en el cerebro. Su UIA tampoco sabía, aquello había pasado a la historia.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.