Aún en el ocaso

Con esa su mirada que derrite silencios
su sonrisa que araña paredes de ternura
y sus manos de presagios y locuras.
Con sus besos, sus versos
mi armadura
añicos cualquier investidura.

¿De dónde salió este caballero?
Tan ahora, tan después
tan para siempre.

Que me quiera
que me quiera
que me quiera

Que se convenza
que aunque prefiero los finales
por él empiezo con mayúsculas
y alevosías
a escribir albas
aún en el ocaso
de esta vida.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
Artículo anteriorAfórame otra vez
Artículo siguienteEl pueblo más casposo
Avatar
Carolina, la que a la luna llena es Penélope y a la luz del sol Raquel. Carolina, quien un día despertó y se dio cuenta que tenia tanto de Sofía como de Margoth. Y al final de cuentas, en el espejo no veía mas que a una Madamme Bovary. La que se enamoró de todos los colores y aprendió a dibujar en el aire. Carolina, la que ha sido nombrada "Miss inoportuna" en varias ocasiones y sin embargo, aún es capaz de apostarlo todo. Carolina, la periodista que tiene un bolígrafo rosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.