Arañas de infiel aposento

Toda vez que al techo miran
mis pupilas dilatadas
por las drogas de farmacia
y la constancia en lo oscuro,
me encuentro dos telarañas
distintas a las de ayeres
(pretéritos imperfectos):
aún no vencidas,
mas baldías, deshabitadas.

Reprocháronme algún día
que la vida no aguantaba
y que la felicidad sería
quimera para mi ser.
Y quizás razón tuvieran
esas voces de cadáver
por mucho que esta conciencia
todavía finja contrario.

Ahora, el vello de mis brazos
se ha hecho nieve
-ya es muy tarde-
y también, decir no tiene,
el que alberga este mi cráneo.

Seco el légamo y los restos,
y me tumbo sobre estiércol
aguardando una respuesta
nuevamente
que sonsacar a la araña
que marchó hacia otras esquinas
y que aspira a otros extraños.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
Artículo anteriorViaje al País de Mai Més
Artículo siguiente«Se escribe no sólo gracias a las palabras, sino fundamentalmente a pesar de ellas»
Avatar
Granadino nacido circunstancialmente en Melilla y actualmente residente en la provincia de Cádiz, soy filólogo por la Universidad de Granada y profesor de Enseñanza Secundaria y Bachillerato. Me dedico a la escritura, en todas sus expresiones y formas (particularmente poesía y relato, que son los lugares donde me encuentro más cómodo) desde la infancia, hace unas cuatro décadas. Aun así, nunca he deseado publicar nada hasta hace menos de un par de años (voy sin prisas a lo largo del camino y me prodigo muy poco de cara al público lector, pero esto, esta extraña "timidez-introversión", está siendo corregido...).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.