Algunas palabras

Puedes cerrar tu boca, pero no tus oídos, así que estás obligado a escuchar.  Puedes perdonar, pero a veces no eres capaz de olvidar y entonces estamos en las mismas. Puedes caminar por la vida con los ojos abiertos y no ver nada, pues llevas una venda invisible que te ciega. Puedes caer en tentaciones, pero no todas son pecados. Puedes ser testigo de injusticias y voltear la espalda. Puede variar tu vida en un segundo y no estar preparado para el cambio. Puedes toparte con ángeles terrenales y no darte cuenta de su resplandor. Puedes vivir mil desgracias y aún así conservar tu fe. Puedes nadar en la abundancia y ser pobre en espíritu. Puedes ser pobre y rico en armonía y paz eterna. Puede que siempre veas la positividad y la oscuridad no te asuste. Puedes ser guapo y sólo poseer belleza exterior. Puedes ser de aspecto raro y disfrutar del más bello corazón. Puedes ser invisible para muchos y de mayor importancia para pocos. Puedes enfrentarte a las imposibilidades y construir y elaborar planes para alcanzar tus sueños o dejar que te desarme la falta de voluntad. Puedes confiar en ti y tener una autoestima sana o puedes poner en duda toda tu existencia. Puedes tropezar mil veces, besar el suelo poco suave y aún así no olvidar levantarte siempre como si te hubiese picado una tarántula. La vida tiene su vaivén, a veces nos encontramos en un laberinto caótico, pero todos sabemos que existe la puerta de salida por mucho que nos enredemos en el camino, no hay distracción que acabe con nuestro tránsito. Puede ocurrirte todo en esta vida, en estos aproximados 25.000 días que tenemos para vivir, para olvidarnos de las penas y dejarnos de boberías. Simplemente estamos destinados a disfrutar con intensidad nuestro único paso por la tierra.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
Artículo anteriorCrónicas tras la Décima – Oblak da vida al Atlético
Artículo siguienteXII Congreso nacional de lactancia materna FEDALMA: ‘Ser mamíferos hoy’
Avatar
Vivo en éxtasis, en plena fascinación, en delirio y encantamiento, disfruto la magia de la vida con todas sus maravillas. El estado de mi corazón late en arco iris. Mi alma siempre está de carnaval y mi mente se divierte en la creación de versos bellos. Yo soy fan de la vida, puesto que en mi reino rige la serenidad y yo soy directora de mi propia orquesta "el silencio". Viajo por la autopista cósmica a mi antojo, para divulgar en público mi alegría. Vivo anclada al presente y doy gracias por poder presenciar la belleza de divinidad absoluta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.