Una marcha orgullosa y necesaria

Esta semana íbamos a escribir este editorial sobre la terrorífica Ley Mordaza y la terrorífica reforma del Código Penal, que entraron en vigor el pasado día 1. Pero, al final, hemos decidido reivindicar y apoyar la lucha de un colectivo que sigue amordazado y penado en muchos lugares del mundo. 79 países (¡79!) siguen penando las relaciones homosexuales, ocho de ellos con la pena de muerte, según datos que maneja la ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales e Intersexuales).

En nuestro país ayer se celebraba la Marcha del Orgullo, bajo el lema «Leyes por la igualdad real, ¡ya!». Nuestro país puede presumir de ser uno de los primeros en los que el matrimonio no discrimina por razones de orientación sexual. Y aún así, llegó demasiado tarde. Y aún así, el partido que ahora nos gobierna, el Partido Popular, recurrió al Tribunal Constitucional esta ley que nos iguala. Vergonzoso. Por eso no es extraño que ayer, la delegada del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Concepción Dancausa, autorizase este sábado una concentración del grupo ultraderechista La España en Marcha bajo el lema «Por la familia tradicional, contra el matrimonio homosexual», un espectáculo lamentable en el que, cómo no, se exhibieron banderas franquistas. Lamentable.

Y es por eso que hay que seguir luchando. El Orgullo sigue teniendo sentido cuando vivimos en un mundo en el que el amor y el sexo siguen siendo castigados con la muerte, con la cárcel o con la discriminación sibilina de aquellos que nos rodean (debería hablarse más de la microhomofobia). Hasta entonces seguiremos saliendo a la calle orgullosos a reivindicar lo que es nuestro: un mundo más igualitario en el que nadie sufra las consecuencias de ser. Porque se trata de eso, de ser.

Fotografía: Guitguit ©

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.