Todas las semanas son santas para la Iglesia

iglesia

Esta semana, en vísperas, precisamente, de la semana más santa del año, hemos asistido, otra vez, a uno de esos momentos bochornosos a los que nos tiene acostumbrados este país. Este santo país.

Rita Maestre, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, era condenada a una multa de 12 meses por cometer un delito contra los sentimientos religiosos durante una protesta en la capilla católica de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense hace cinco años. La multa, a razón de 12 euros al día, asciende a 4.320 euros, una cantidad que se suma a los 240 euros que Rita ya paga a la Iglesia Católica por el hecho de residir en España.

Según el colectivo Europa Laica, en su informe ‘Opacidad y financiación de la Iglesia Católica’, publicado en abril de 2015, el Estado español aporta a la Iglesia católica, a través de subvenciones directas y exención de tributos una cifra que supera los 11.000 millones de euros anuales. Una cantidad que supone más del 1% del PIB español. Esto es, a todas y cada una de las personas que residimos en España, seamos católicas o no, nos corresponde una cuota o dádiva indirecta a la Iglesia Católica de unos 20 euros al mes, o sea, 240 euros al año.

Sólo por la vía del IRPF la Conferencia Episcopal recibió el pasado año unos 250 millones de euros. Asimismo, la iglesia católica se ha apropiado, a lo largo de la historia, de una buena parte del patrimonio que posee, por vías ilegítimas e ilegales, con el consentimiento o la complicidad del Estado. Tal y como Europa Laica explica, a través de sus más de 40.000 instituciones, conforma un enorme patrimonio.

Las cifras son espeluznantes para una institución, cuyo máximo representante pertenece a la orden de los Franciscanos, quienes, al ordenarse sacerdotes, efectúan (¡ojo!) el voto de pobreza.

Así, sólo en España, y siempre según los datos que maneja Europa Laica, la Iglesia acumula más de 100.000 propiedades, entre lugares de culto, pisos o locales. Aproximadamente, es propietaria del 70% del suelo habitable de Toledo, Ávila, Burgos y Santiago y de porcentajes menores en los más de 8.000 municipios de nuestro país. Además, posee más de 150.000 hectáreas en tierras agrícolas. También atesora bienes suntuarios, innumerables obras de arte, participaciones en bolsa, depósitos, letras del tesoro, capital en fundaciones. Además, tiene acciones en multitud de grupos empresariales de diversos ámbitos.

Y todo esto son sólo ejemplos. Ejemplos de cómo, a través, de nuevo, de los acuerdos de la Transición (¡oh, Transición, mi Transición!) no sólo nos han robado los políticos, sino también la Iglesia Católica en nombre de su Dios.

Un Dios poderoso en un país en el que todavía se juzga a las personas que atentan contra los sentimientos religiosos de otros, pero no se juzga a quienes, en su nombre, estafan al resto.

La ilustración que acompaña a este artículo es de Facundo Mascaraque.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.