Silencio, España

Silencio, España

«Nos encontramos ante un hecho histórico, dado que es el primer músico que entrará en prisión en el estado español, condenado únicamente por las letras de sus canciones».

Así rezaba una parte del comunicado del rapero Valtonyc, quien entrará próximamente en la cárcel después de que el Tribunal Constitucional haya rechazado el recurso contra la condena de tres años y medio que le fue impuesta por la Audiencia nacional y confirmada por el Supremo.

Allá por noviembre de 2011, la sociedad española inició un viaje sin retorno hacia el pasado con la llegada al poder del Partido Popular. Fue una suerte de viraje macabro hacia años que ya veíamos muy lejanos. La irrupción de Mariano Rajoy y el resto de sus compañeros han llevado a España a vivir situaciones impropias del siglo XXI. Situaciones que sufren día a día sus ciudadanos.

Soy español, ¿a qué quieres que te gane? ¿A recorte de libertades, a censura o a silencio? Es terrible vivir en un país en el que te pueden meter en prisión por escribir un poema, rodar un cortometraje, tuitear… Qué peligrosas deben ser las palabras, los pensamientos.

Afortunadamente, esta España mía, esta España de Torquemada, le arrancará la libertad a Valtonyc, pero no podrá arrebatarle la dignidad.

Ayer se dedicó a tuitear verdades como puños. Como esta:

«Lo que sí es un verdadera humillación a las víctimas del terrorismo, es que el estado se ampare en la lucha contra el terrorismo y el honor de sus víctimas para justificar la represión con intención de sostener este régimen mediante el miedo utilizando la cárcel como mensaje».

O esta:

«Es mentira que yo haga apología al terrorismo. El único terrorismo que existe lo ejerce el estado. Y yo no apoyo desahucios, violencia para requisar urnas, ni la desigualdad social. Quien sí vende armas y apoya guerras es el Rey, al que dicen que injurio».

Es de agradecer semejante derroche de honestidad en estos momentos difíciles y, sobre todo, que nos recuerde que no debemos tener miedo, sino luchar —con la palabra, con el pensamiento— para que de una maldita vez la ley sea igual para todos. Porque… ¿Dónde está Urdangarín? ¿Cuándo van a identificar al M. Rajoy de los papeles de Bárcenas?

Qué asco das, España, qué asco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.