Nosotras vamos a la huelga feminista

huelga feminista

No es casual. Nunca lo ha sido. Con el tiempo los hechos están demostrando que el año pasado hicimos historia, que algo se ha tambaleado en los cimientos privilegiados de muchos. De otra manera, no nos explicamos las declaraciones lamentables de Pablo Casado en torno al aborto o el lamentable e indigno autobús que Hazte Oír ha puesto a rodar por Madrid.

El líder del Partido Popular no pierde la oportunidad de recordar su «compromiso» de volver a la Ley del Aborto de 1985. Y es espantoso escucharle decir que interrumpir voluntariamente un embarazo no es un derecho. Qué terrible que asegure que antes está el «derecho a vivir del no nacido». Nos encantaría saber qué (mierda) tiene por dentro Casado, la verdad.

Nosotras, la certeza de que no hay marcha atrás, una vez que sientes por dentro el poder, también la calma, de la sororidad. Jamás. Por eso, el recuerdo de esa esa señora, ya anciana, que portaba un cartel que rezaba «Lo que no tuve para mí, que sea para vosotras» en la manifestación del año pasado nos impulsa a seguir. Porque nosotras también tenemos más de 1.000 razones.

El primero: La esperanza de un mundo mejor, más justo. Porque el feminismo es, ante todo, justicia social. Esa es nuestra primera gran razón. Y de ella nacen todas las demás:

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo, los hombres cobran un 17% más que las mujeres. Según el Instituto de la Mujer, el 94% de las excedencias para el cuidado de los hijos las asumen las mujeres. Según la Unión Europea, sólo el 16% de los directivos en las empresas son mujeres. Según ONU Mujeres, en el Tribunal Supremo sólo 12 de los 70 jueces son mujeres. Según UGT, la brecha salarial entre hombres y mujeres en España se sitúa en el 24 por ciento. Según una publicación del Consejo Audiovisual de Andalucía, el deporte femenino representa menos de un 5% del tiempo que se dedica a este tipo de contenidos en televisión. Según el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, el 30% de los jóvenes de entre 12 y 24 años están de acuerdo con la siguiente afirmación: «cuando la mujer es agredida por su marido, algo habrá hecho ella para provocarlo». Según datos del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales e Igualdad, en 2013 hubo casi 125.000 denuncias de mujeres a sus parejas o exparejas. El año pasado, 47 mujeres fueron asesinadas, víctimas de la violencia machista.

Los datos hablan por sí solos. Y por eso nosotras vamos a la huelga feminista.

¡Vivan la huelga de cuidados, de consumo, laboral y educativa! ¡Viva la huelga feminista!

Esto no para.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.