Mutilación genital femenina, ¡basta ya!

ablación genital femenina

Los datos que se manejan son desgarradores:

  • Se calcula que en todo el mundo hay entre 100 a 140 millones de niñas y mujeres mutiladas.
  • Si la tendencia actual continúa, para 2030 aproximadamente 86 millones de niñas en todo el mundo sufrirán algún tipo de mutilación genital.
  • La mutilación genital femenina se practica en niñas en algún momento de sus vidas entre la infancia y la adolescencia.
  • La mutilación genital femenina es causa de hemorragias graves y otros problemas de salud tales como quistes, infecciones e infertilidad, así como complicaciones en el parto y un mayor riesgo de muerte de recién nacidos.
  • La mutilación genital femenina es una violación de los derechos humanos de las niñas y las mujeres.

Por todo ello, esta semana —concretamente el 6 de febrero— se conmemora el Día Internacional de Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina, una práctica terrible que comprende todos los procedimientos consistentes en alterar o dañar los órganos genitales femeninos por razones que nada tienen que ver con decisiones médicas, y es reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas.

Tal y como recoge Naciones Unidas, refleja una desigualdad entre los sexos muy arraigada, y constituye una forma extrema de discriminación contra mujeres y niñas. La práctica viola sus derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, el derecho a no ser sometidas a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte.

No en vano, estas operaciones son realizadas sin las mínimas condiciones higiénicas y con cuchillas u otros instrumentos cortantes sin esterilizar, sin ningún tipo de anestesia o sólo con pastillas para paliar el dolor.

Una salvajada con consecuencias inmediatas (hemorragias, infecciones o tétanos) y permanentes (dificultades a la hora de orinar, infecciones crónicas, infertilidad, fuertes dolores durante relaciones sexuales, dificultades en el embarazo y en el parto y un mayor riesgo de muerte de recién nacidos), además, claro está, de suponer una experiencia realmente traumática para todas las niñas.

El informe de UNICEF ‘La mutilación genital femenina: una preocupación mundial‘ pone de manifiesto que la mitad de las afectadas vive en tres países: Egipto, Etiopía e Indonesia. Sin embargo, como hemos visto, la ablación es un problema de derechos humanos en todo el mundo. Y, aunque en los últimos años se han incrementado considerablemente los esfuerzos para erradicar esta práctica, todavía queda mucho por hacer.

Por favor, ¡basta ya!

1 Comentario

  1. “refleja una desigualdad entre los sexos muy arraigada”
    ¿es importante comparar con lo que les hacen también a los niños? Pues comparemos. La circuncisión no terapéutica es más común aún que la ablación del clítoris y produce más muertes al año. Como la victimización de la mujer requiere que se ignore el destino de los hombres no hay muchos datos, pero para hacernos una idea: En Egipto, entre 2008 y 2016 murieron tres chicas a causa de este procedimiento, mientras que en Irán, entre 2001 y 2010 murieron 38 niños varones por circuncisión. No entiendo la manía que tenéis las mujeres por perseguir a los hombres e ignorar su destino !son vuestros hijos¡ !son vuestros maridos¡ !son vuestros hermanos¡

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.