La vergüenza del PSOE

Si quedaba algún rastro de socialistas, de obreros y de izquierdas en las filas del PSOE se desvaneció completamente este 27 de febrero cuando su militancia aceptó firmar un pacto con Ciudadanos. Sí, las bases del PSOE decidieron pactar con la derecha por una abrumadora mayoría.

Así que, a partir de este momento nos referiremos al PSOE de la siguiente manera: PSOE. No podemos, desde hace mucho tiempo, señalar como socialistas y obreros a los de Ferraz. Esta sensación aumenta después de ver rendir pleitesía a sus bases a un acuerdo con la derecha rancia y casposa que representa Ciudadanos.

Ya bastante ridículo es ver a Pdro Snchz ejercer su acción política como para imaginarlo como presidente del Gobierno. Aún así, ahí lo tenemos al tío intentando cualquier cosa con tal de alcanzar el poder. Son intentos extraños porque nadie sabe muy bien a lo que están jugando Snchz y el PSOE. ¿Saben sumar? ¿Saben lo que están haciendo?

Así las cosas, tanto Podemos con el Partido Popular ya comienzan a afilar las garras para la batalla real que, con total seguridad, serán unos comicios el próximo mes de junio. El PSOE ha optado por autodestruirse y el primer gran paso lo han dado sus bases optando por dar por válido un acuerdo con la derecha, teniendo que tragarse gran parte de la reforma laboral del PP y vendiendo lo poco que quedaba de su alma a Albert Rivera y los suyos.

La pasokización del PSOE sigue a un ritmo frenético. Si en diciembre bajaron de los 100 escaños nadie sabe lo que puede pasar el próximo mes de junio cuando, con total seguridad, vuelvan a celebrarse elecciones generales. Es lo que esperan Podemos y un PP que, simplemente, tendría que largar a Rajoy y a su vieja guardia para comprobar como sus opciones suben como la espuma.

Después del pacto con la derecha y a unos días del debate de investidura más ridículo de todos los tiempos, sólo podemos pensar en un PSOE liderado por Pdro Snchz camino de ser un partido residual, renunciando a todos sus principios y con Felipe González en plan abuelo cebolleta dando lecciones de todo y de nada a un buen precio.

El tiempo dirá quién tiene razón pero nosotros ya imaginamos las futuras memorias políticas de Pedro Sánchez. Podrían titularse: ‘Pactar con la derecha y cagarme en todo lo que suene a socialista, obrero y a izquierdas’. Sabemos que es un título largo pero llamarlo simplemente ‘La vergüenza del PSOE’ nos parece un poco soso con el circo que tienen montado en Ferraz.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.