La lucha se viste de rosa

mamaCada semana, tenemos en el calendario un día que se marca de rojo. Una vez al año, hay un día que todas pintamos de rosa. Porque todas hemos tenido una madre, una hermana, una amiga… Alguien a quien el cáncer de mama ha cambiado su vida para siempre. Porque todas podemos padecerlo en algún momento de nuestras vidas, y que estas cambien, para siempre.

Suena a tópico, lo sabemos, pero el rosa transmite alegría, optimismo, superación y fuerza. Mucha fuerza para enfrentarse al enemigo cuando éste se esconde dentro de ti. El rosa que mañana pintará el calendario. Porque el 19 de octubre, mañana, es el día en que un lazo rosa simboliza la lucha contra el cáncer de mama. La lucha con la que millones de mujeres se enfrentan a una dura enfermedad, con un afán de superación increíble.

¿Pero por qué no pintamos todo el año de rosa? Sería tan fácil… En un mundo de color rosa no habría gobiernos que recortan en sanidad, restringiendo la investigación y, especialmente, suprimiendo programas de detección precoz a lo largo de todo un país. ¿Qué país es?

España, por supuesto. Porque, aunque mañana los desvergonzados (o criminales) que nos gobiernan llenen sus redes sociales de palabrería barata y lazos rosas, al Gobierno de Mariano Rajoy no le ha temblado en absoluto la mano para recortar en tratamientos, investigación, copago de medicamentos y ayuda a enfermos de cualquier tipo de cáncer. Y las enfermas de cáncer de mama no han sido, ni mucho menos, una excepción.

Una enfermedad que en nuestro país registra anualmente más de 20.000 casos se topa con un gobierno indigno: la España de los últimos cuatro largos años. Pero el color rosa que simboliza esta lucha está muy por encima de eso. Esa alegría, esa fuerza y esa lucha (¡esa lucha!) no ha sido socavada ni con los recortes infames del Partido Popular.

Seguramente, a lo largo de los actos con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama, serán muchos los políticos sin escrúpulos que se pondrán el lazo rosa para hacerse la foto. Que nadie olvide que son los mismos que han recortado todo lo que han podido y más en sanidad, han privatizado hospitales y expulsado a miles de investigadores de nuestro país. Sería importante no olvidarlo en las próximas elecciones.

Mientras tanto, la lucha del rosa sigue. Cada día, miles de mujeres se levantan para luchar contra el cáncer. Este día sirve para recordar que continúan con su batalla pero que no deben estar nunca solas. Y no lo están. Nunca lo estarán.

Porque el cáncer está ahí, delante, cerca, alrededor… Se ha convertido en uno más en la vida de muchas personas. Y vendrán los reveses, el camino tortuoso y los malos momentos. Pero siempre aparecerá una mano que, aunque no alivie el dolor, hace que no te sientas tan sola. Por eso, nos ponemos el lazo rosa. Porque no estáis solas.

La ilustración que acompaña a este artículo es de Facundo Mascaraque.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.