Bill Murray, Sofia Coppola y la campaña electoral

No nos llaméis frívolos por escribir este editorial dos días después de que haya dado comienzo la campaña electoral. Frívolos son ellos, que se pasean por las televisiones, dejándose el pudor en la sala de maquillaje y el programa electoral en casa. Ellos, que hablan y hablan y hablan sin decir absolutamente nada. No nosotros por dedicar este editorial a un tándem perfecto: el que forman Bill Murray y Sofia Coppola.

El viernes nos deleitamos con lo que son capaces de hacer esos dos cuando se encierran en un hotel. ‘A Very Murray Christmas’ es un despilfarro de cine (con mayúsculas) brillante que, durante casi una hora, va más allá de la Navidad y, por momentos, nos devuelve a aquel hotel de Tokio donde a todos nos cambió un poquito la vida.

Por eso, no es extraño que en un momento del especial navideño, Bill Murray se quede mirando un cartel de ‘Lost in Translation’ y justo después afirme lo siguiente: «Debí dejarlo justo ahí». Espléndido.

Porque aquí, como allí, igual que entonces Bob, Bill dice «se supone que me río, pero me entran ganas de llorar». ¡Bien! Por fin alguien desidealiza la Navidad, al menos por momentos. Ha llegado el momento de pegar un golpe en la mesa, o pegárselo a uno mismo en la cabeza, y empezar a desidealizar. Así, a lo loco. Desidealicemos la Navidad. Y la paternidad. Y el amor de pareja. Y la familia. No somos perfectos. No vivimos en Pinterest. ¡Basta ya!

Gracias, Bill y Sofia, por otro arranque de sinceridad, por otra verdad que se cuela desde la pantalla para quedarse. Y parecía frívolo, ¡ja!

Pero no son Bill y Sofia, Sofia y Bill, los únicos que relucen. Cabe recordar que Mitch Glazer ha coescrito un show por el que desfilan Amy Poehler, Chris Rock, Maya Rudolph (¡impresionante!), la banda Phoenix, Julie White, Michael Cera, Paul Shaffer, el pianista del show de David Letterman, y hasta George Clooney y una maravillosa Miley Cyrus, que devolverán a nuestro Bill, a todos, el espíritu navideño perdido. O no.

Que la cosa iba de desidealizar. Sobre todo ahora, que estamos en plena campaña electoral.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.