La Supercopa del Sevilla se la quedó Pedro

Ganó el Barcelona la Supercopa de Europa pero el Sevilla se saltó el guión. Si el fútbol fuera justo se premiarían siempre las remontadas como las de los hispalenses que merecieron la victoria y el título. Pero sí que se guardó el deporte de la pelota un halo de justicia con Pedro.

Porque Pedro se va a ir del Barcelona y no lo hará por la puerta de atrás. Un futbolista con mayúsculas al que no le han dejado el sitio que se había ganado en el once inicial del Barcelona en los últimos años. Llegaron Neymar y Luis Suárez y Pedro, un trabajador incansable y un jugador excepcional, tiene que marcharse al Manchester United.

Volviendo al partido, el Barcelona comenzó arrasando pese al gol de Banega para abrir el marcador. Luego Messi se puso el disfraz de superhéroe y decantó el encuentro con dos obras maestras a balón parado. Después Suárez, que promete muchos goles esta temporada, puso dos tantos más que parecían definitivos.

Pero este Sevilla es superlativo. Y mereció ganar el partido desarbolando al Barcelona por todas partes. Demostraron los de Luis Enrique que pueden acusar la poca profundidad de su banquillo hasta el mes de enero. La salida de Pedro complica las cosas porque una lesión de uno de los tres de arriba podría poner en serios problemas la competición.

Así que los de Emery se pusieron a prueba al Barcelona y los tantos de Reyes, Gameiro y Konoplyanka pusieron un 4 a 4 en el marcador que llevaba el partido a los anales de la historia de la siempre descafeinada Supercopa de Europa. Tras el primer tiempo inmenso del Barça, llegó una segunda parte épica para los sevillistas que quizás, por el empuje, merecieron ese quinto gol que les diera el título.

En la prórroga estuvo más fuerte y presente el Sevilla. Pero, otra falta al borde del área, fue a parar a los pies de Messi. Mal tirada y buen parada por Beto. Ahí apareció Pedro para machacar la red y dar una nueva Supercopa al Barcelona. No podía ser otro que Pedro. Abandonará Barcelona como un héroe y no por la puerta de atrás y aterrizará en Inglaterra con esa imagen de futbolista decisivo, tocado por una varita, que le acompaña desde sus inicios como profesional.

El Sevilla se quedó con la miel en los labios y los de Luis Enrique suman un nuevo título para seguir camino de realizar otro año histórico. Aunque el técnico del Barça no debe estar contento ni por la imagen ni por la sensación de plantilla corta que ha dejado su equipo en esta Supercopa.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.