La Supercopa para un Madrid que suena brillante

No era el momento de este partido pero los dos equipos pusieron todo lo posible para que el espectáculo no desluciera. Pierde la Supercopa de Europa adelantando su fecha a mitad de agosto. A finales estaban más rodados los equipos y, sobre todo, más ensamblados.

Pero no decepcionaron ni Real Madrid ni Sevilla a lo largo de los 90 minutos en los que los madridistas fueron superiores. Y sobre todo dejaron ver detalles de lo que este equipo puede llegar a conseguir si todo se ensambla según lo previsto. Dos aguijonazos de Cristiano Ronaldo dieron la victoria en un encuentro en el que se lució Kroos.

El alemán ya es el nuevo mariscal de campo del Real Madrid. Ya está al mando de las operaciones. De fútbol fácil y directo. No se complica y sabe lo que hacer en cada momento. Un jugador que necesitaba este equipo desde hace mucho tiempo. Habría sido el complemento perfecto de un Xabi Alonso más joven pero con Modric pueden combinar y jugar bien. Se ha acabado la era de las rocas en el centro del campo. Toca fútbol creativo en el Bernabeu.

El Sevilla también tiene mucho que ensamblar. Y eso se notó. Pero un maravilloso Beto y un gran Fazio consiguieron que el resultado no fuera mayor. Emery va a volver a sacar rendimiento a una plantilla muy remozada y con varios jugadores nuevos muy interesantes.

Pero volvamos al partido. Comandó el Madrid las acciones desde el primer momento y Casillas fue pocas veces inquietado. Una gran parada suya evitó el empate y quizás se despeje algo de polémica. Aún así tiene mucho que mejorar ante la presión de Keylor Navas.

También debutó James. Más discreto que Kroos, dejó varios detalles de gran calidad y un disparo seco y fuerte que despejó Beto en una soberbia intervención. Por cierto, Di María no jugó ni un minuto pero celebró el título con sus compañeros con una sonrisa. Lo mismo sonríe porque sabe que le queda poco en el Madrid. Aún no se sabe.

Continuaban los minutos y el Madrid seguía siendo superior. Sólo en los últimos minutos el Sevilla inquieto la portería de Casillas con varios saques de esquina consecutivos pero sin mucho peligro. Por poner un pero al partido madridista decir que los centrales no estuvieron a su mejor nivel. Pepe y Ramos jugaron nerviosos. Como siempre últimamente. Quizás sea el momento de Varane.

Capítulo especial merece Coentrão. Parece otro futbolista desde el tramo final de la temporada. Serio en defensa, atento a las ayudas e inteligente en el ataque. Ahora mismo, como diría el otro, es titularísimo en el Real Madrid.

Finalizaba así el partido. Dos goles a cero a favor del Real Madrid con doblete de un Cristiano Ronaldo ya recuperado de sus problemas y haciendo lo que mejor sabe hacer. Y Bale inmenso. En su casa puso un centro medido al pie de un Ronaldo que sólo tuvo que empujarla.

Casillas levantó la Supercopa. La segunda que lleva grabado el nombre del Madrid. Continúa así un año histórico para los madridistas que podría serlo más si se vence al Atlético de Madrid en la Supercopa de España. Pronto lo sabremos pero hoy por hoy la verdad es que este Madrid pinta muy bien.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.