LaLiga de Bill: El Sevilla dice adiós a todo

En una jornada en la que el Madrid y el Barcelona solventaron sus compromisos con victorias, especialmente importante en el caso de los blancos, fue el Sevilla el equipo que se despidió de cualquier tipo de opción. Lo sucedido en el Calderón llena de moral a los rojiblancos y deja tocados a los de Sampaoli en una semana que pasará a la historia negra reciente del sevillismo.

Los de Simeone consiguieron una victoria fundamental que les acerca a su rival más directo ante su afición en un buen partido. Koke dirigió las operaciones y Griezmann, en plan estelar, selló su gran encuentro con un auténtico golazo de falta. Buen partido también de Correa que fue todo un incordio en ataque. Los sevillistas no tuvieron demasiado que hacer ante un rival y mostró demasiadas dudas de cara al final de temporada.

El Madrid ganó en San Mamés uno de esos partidos que valen la victoria final en LaLiga. Salida difícil para los de Zidane que solventaron con un encuentro serio que, probablemente, era el encuentro más difícil para los blancos lejos del Santiago Bernabéu. Casemiro, autor del gol decisivo, dominó el centro del campo y marcó el ritmo de un encuentro bronco. Buen partido de Benzema y de un Cristiano más participativo de lo normal, que acabó siendo sustituido y con cara de pocos amigos.

Tiene que mirar bien Luis Enrique lo que le sucede a un Barcelona incapaz de rematar a un Valencia con un jugador menos hasta los minutos finales. El Valencia salió dando guerra y tuvo las ocasiones suficientes como para abrir brecha en el tanteador. Después llegó la expulsión de Mangala, que antes había marcado, y el Valencia se deshizo pese al tanto de Munir que daba alguna esperanza. Después llegó el 3-2 y los locales comenzaron un carrusel de ocasiones sin lograr materializar ninguna hasta el tanto de André Gomes.  

La victoria en el derbi gallego se fue para Vigo. Iago Aspas se convirtió en el gran protagonista de un duro encuentro que se decidió por un detalle. El delantero celtiña decidió el encuentro en el momento justo: cuando más apretaba un Depor que tuvo las suficientes ocasiones claras como para que los tres puntos se hubieran quedado en Riazor. Primera derrota de Pepe Mel en el banquillo del cuadro de A Coruña.

Deyverson fue totalmente decisivo en la victoria del Alavés frente a una Real Sociedad que quizás mereció más por el fútbol que desplegó en Mendizorroza. Destacó, además del delantero brasileño, Theo en los locales. El lateral estuvo incisivo a lo largo de todo el encuentro. Los de Eusebio también se vieron condicionados por la expulsión de Granero y tuvieron en Rulli a su hombre más destacado a lo largo de los 90 minutos.

Eibar y Espanyol empataron a uno en un intenso duelo disputado en Ipurua. Probablemente el empate, visto lo visto sobre el terreno de juego, sepa a poco a ambos equipos ya que dieron todo para amarrar los tres puntos. El Eibar abrió el marcador con un tanto de García y el Espanyol respondió ya en la segunda parte con un gol de Jurado. El cuadro armero tuvo más la pelota, pero ambos conjuntos tuvieron ocasiones suficientes para llevarse el gato al agua.

Los tres puntos conquistados por el Betis en el Villamarín ante Osasuna saben a gloria y tranquilidad para los verdiblancos. Los rojillos sucumbieron sin dar guerra alguna al rival y ya empiezan a ser más que conscientes de que el próximo curso volverán a estar en la segunda categoría. Los tantos de Rafa Navarro y Rubén Castro fueron dos puñaladas para los visitantes que apenas inquietaron la meta defendida por Adán.

Ni a Leganés ni a Málaga, dos equipos con urgencias, les vale el empate a cero goles con el que finalizó el partido el Butarque. El descenso sigue amenazando a ambos conjuntos que tampoco dieron demasiadas buenas sensaciones a lo largo de los 90 minutos del choque. Herrerín y Kameni, los metas de ambos conjuntos, fueron los más destacados de un encuentro que no destacó, ni mucho menos, por el buen fútbol.

Victoria importantísima del Sporting ante un rival más que directo como es el Granada. Los visitantes se adelantaron ya en la segunda parte con un tanto de Ingason, pero fueron incapaces de asegurar el marcador. Después llegó la locura, y en siete minutos, el Sporting anotó tres goles y llevó la locura a las gradas de un Molinón que se subió al carro de la esperanza pese a los cinco puntos que separan a los asturianos de la permanencia.

Un gol de Boateng fue demasiado para un Villarreal incapaz de encontrar su fútbol en su visita a Las Palmas y los tres puntos se quedaron en las islas. Los locales, pese a la grave crisis interna que vive el vestuario en su relación con Setién, volvieron a la senda de la victoria gracias a un Boateng que jugó uno de los mejores partidos de la partidos de la temporada coronado con el tanto de esta importante victoria.

Fotografía: Fabio Messina ©

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.