La caída del fútbol europeo

América nunca ha sido un terreno fácil para las selecciones de fútbol europeas. De hecho, hasta 2014 ningún combinado nacional de este lado del charco ha conseguido una Copa del Mundo en terreno americano. Y el Mundial de Brasil, hasta el momento, no está siendo una excepción a esta regla no escrita.

Sólo seis equipos europeos han conseguido pasar de la fase de grupos del Campeonato del Mundo. Y esto acompañado de sorpresas mayúsculas como la eliminación de la actual campeona, España, de la Portugal de Cristiano Ronaldo y la salida de Italia, subcampeona de Europa, y una Inglaterra que nos tiene acostumbrada a los fracasos. Es curioso que los países con las tres ligas más fuertes del planeta fútbol no hayan pasado de la primera fase en el Mundial.

Pero vayamos por grupos.

Grupo A
Brasil primera de grupo. Lo previsto. Con un Neymar estelar y sin mucho más que ofrecer, la canarinha se ha clasificado con siete puntos a la espera de la hora de la verdad en los cruces y con la mente puesta en unos arbitrajes caseros a más no poder. Le ha acompañado México, que está haciendo un campeonato extraordinario. Por su parte, Croacia ha sido una decepción, ya que se esperaba más de los balcánicos. Camerún, a lo suyo, con una generación gastada y poco fútbol en el terreno de juego, ni siquiera ha puntuado en el Mundial.

Grupo B
España eliminada y con 7 goles en contra en dos partidos. Para no extendernos, ese es el resumen de la participación de ‘La Roja’ en el Mundial de Brasil. Clasificados una Holanda muy seria con 9 de 9 y un Robben maravilloso; y una Chile que puede poner a Brasil en serios aprietos a Brasil en octavos de final. Por su parte, Australia ha hecho un papel digno, poniendo contra las cuerdas a Holanda, pero no ha podido dar mucho más de sí.

Grupo C
Colombia es la maravilla del Mundial. Y sin Falcao. El mejor fútbol, la mayor verticalidad, un ataque total y un grupo muy joven. ¿Hasta dónde serán capaces de llegar? Les ha acompañado la siempre sobria Grecia, de penalti y con el mismo fútbol al que nos tiene acostumbrados. Decepción de Costa de Marfil, que lo tuvo a tiro, y de una Japón que daba la impresión de que habría podido llegar más lejos.

Grupo D
La gran sorpresa del Mundial. En el grupo de la muerte, fue la cenicienta la que asestó la estocada en la segunda jornada: Costa Rica ha dado una lección de fútbol y de humildad a tres campeonas del mundo. Pasó Uruguay, aunque sólo se hable del mordisco de Suárez. Italia, que parecía que estaba revolucionando su fútbol con Prandelli, y esa Inglaterra que siempre es un quiero y no puedo en las grandes citas, se marcharon a casa mucho antes de lo previsto.

Grupo E
Francia marcó el ritmo de uno de los grupos más disputados hasta el final. Con un desconocido y descomunal Benzema, los blues se aseguraron la clasificación en la segunda jornada. Se jugaron el todo por el todo Suiza y Ecuador en el último partido y fue favorable a los helvéticos con un hat trick de Shaquiri. Quizás se esperaba más de Ecuador. Honduras fue fiel a los pronósticos y no fue capaz de conseguir ni un punto en Brasil.

Grupo F
Sin brillo, sin conjunto, sin juego, sin centro del campo… pero con Messi. Así se puede definir la participación de Argentina en la Copa del Mundo. Mucho tendrán que mejorar en octavos. Le acompaña Nigeria a la siguiente fase tras superar por un punto a una Bosnia que quizás mereció mucho más de lo que al final consiguió. Irán última de grupo, aunque sacó un empate y complicó las cosas a Argentina.

Grupo G
Alemania. Eterna. Con Müller de superestrella y el incombustible Klose marcando. Quizás el equipo más en forma del Mundial aunque se dejó un punto ante Ghana. Fracaso de Portugal con un Cristiano Ronaldo mermado y sin mucha compañía en el campo. Los lusos necesitan una regeneración completa. Pasó Estados Unidos, un equipo muy serio que supo ganar el partido crucial ante una Ghana que estuvo durante un tiempo a un gol de pasar a la siguiente fase.

Grupo H
Bélgica cumplió. Nueve de nueve para la gran candidata a revelación del torneo. Pero sin el brillo esperado. Eso sí, tienen de largo el mejor portero del mundo: Courtois. Decepción de Rusia de la que se esperaba, por supuesto, mucho más a las puertas del Mundial que organizarán en casa. Pasó la atrevida Argelia por delante de rusos y coreanos, que tampoco han estado al nivel esperado en su participación en Brasil.

Y ahora turno para los octavos de final. Los cruces. La esencia del Mundial. Ahora se verá el auténtico nivel de algunas selecciones que han tenido una fase de grupos más o menos sencilla y sin complicaciones. Y habrá sorpresas, seguro. No lo olviden, esto es la Copa del Mundo.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.