El camino al Clásico

Se avecina un nuevo Clásico de la Liga BBVA. A las 18:00 del sábado 25 de octubre de 2014 se alzará el telón en el Santiago Bernabéu del mayor espectáculo futbolístico del mundo. 400 millones de personas se sentarán delante de sus televisores para ver a Real Madrid y Barcelona disputar un nuevo duelo épico entre dos titanes de esto del fútbol.

Pero los Clásicos tienen su propia historia. Una rivalidad enconada que despertó en los últimos años con los duelos en los banquillos entre Guardiola y Mourinho. Entonces volvió a crecer la tensión a límites insospechados. Una tensión insana que hizo peligrar incluso amistades. Aquel año de los cuatro clásicos en pocas semanas, incluyendo una semifinal de Champions League, marcó sin duda alguna un antes y un después.

Los partidos entre el Real Madrid y F.C. Barcelona han tenido de todo a lo largo de la historia. Una rivalidad mítica que empezó a dispararse tras aquello de Di Stefano que supuso un antes y un después en la historia del fútbol moderno. Después llegaron años de grandes batallas.

Pero sin duda alguna, los años 90 supusieron una revitalización de esta rivalidad extrema. Los primeros años de Cruyff, las Ligas de Tenerife, las tensas relaciones NuñezMendoza,… Sin olvidar los años de las manitas. Primero, en la 93-94, el Dream Team arrasó a un Madrid perdido por 5-0. Un año después, ya con Valdano en el banquillo, los blancos derrotaron también por 5-0 a los azulgranas en una exhibición de Laudrup y Zamorano.

Luis Enrique marcó en aquel partido a favor del Real Madrid. Este año se sentará en el banquillo del Barcelona para volver a ser el enemigo público número 1 de la afición blanca en el Bernabéu.

Pasaron los años y siguieron los clásicos. Caían de uno y el otro lado según la temporada de cada uno de los equipos. Llegó la época de Van Gaal y Rivaldo se convirtió en la bestia negra del Madrid. Eran grandes duelos entre dos equipos que seguían dominando la Liga española.

Luego llegó la época galáctica que trajo una eliminatoria de Champions League entre el Real Madrid y el F.C. Barcelona. Los blancos, comandados por Zidane, vencieron en el Camp Nou después de muchos años. Aunque la maldición en Liga tardaría años en ser superada. No podemos olvidar a Figo, uno de los grandes protagonistas de esta historia. La imagen de un cochinillo sobre el césped del Camp Nou tardará mucho tiempo en ser borrada de la memoria de los aficionados.

Luego llegó Ronaldinho y comenzaron a cambiar las tornas. El brasileño comenzó una era hegemónica del Barcelona en sus enfrentamientos contra el eterno rival. Recordar que fue aplaudido por el público en el Santiago Bernabéu.

Y llegó la era dorada de los Clásicos. Y la más dura. Primero en el triunfal año de Guardiola que coincidió con una de las peores temporadas blancas en los últimos años. Aquel 2-6 aún escuece a los aficionados merengues. Tardará en sanar hasta que se consiga una goleada similar por parte de los madridistas.

Y con estas llegó Mourinho y se lió parda. Auténticas batallas campales que dieron una muy mala imagen del fútbol español. Arbitrajes dudosos, piques entre jugadores… Y Messi. Fueron los años del argentino en los Clásicos por encima de todas las cosas. La gran pesadilla blanca. Jugara como jugara el Madrid, aparecía Messi y marcaba. Una y otra vez.

Tardó Mourinho en cogerle la medida a los de Guardiola pero al final lo hizo y el Madrid encontró la senda del triunfo ante el Barça. Aquella victoria en el Camp Nou con gol de Cristiano o su victoria en la final de la Copa del Rey en Valencia fueron dos grandes muestras de que las cosas empezaban a cambiar.

Se fueron Mourinho y Guardiola pero los Clásicos no perdieron emoción. Ni muchísimo menos. Los mejores jugadores del mundo se enfrentan durante 90 minutos en uno de los partidos más esperados cada año.

Y llega ya el primero de la temporada 2014-2015. El Bernabéu acogerá un nuevo duelo Cristiano-Messi, juzgará de nuevo a Casillas, comprobará la imbatibilidad de Bravo, verá la magia de Iniesta e Isco, la velocidad de Neymar y la clase de James… ¿Veremos la mordida de Luis Suárez? ¿Se atreverá Luis Enrique a averiguarlo?

Sólo queda que empiece a rodar el balón y durante 90 minutos sea el fútbol lo único importante. Antes y después se hablará mucho y de muchas cosas pero aquí, como siempre en esto del fútbol, la última palabra la tendrá la pelota.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.