El Atlético ya no impresiona a nadie pero se mete en cuartos

Finalmente el Atlético de Madrid estará en el sorteo de los cuartos de final de la Champions League 2014-2015. Quizás sin mérito ante la exhibición alemana en la ida con un resultado corto y la poca contundencia mostrada en el Calderón, pero lo importante es estar en la siguiente ronda.

Lo negativo que saca Simeone de esta clasificación es que su equipo ya no va a sorprender a nadie. Absolutamente a nadie. Saben como jugarle en Europa y el Bayer ya lo entendió en la idea. Le ha faltado consolidarlo en un partido de vuelta en el que el gol de Mario sirvió para tranquilizar la situación.

Sufrió el Atlético más de lo esperado en la prorroga donde la ocasión más clara la tuvieron los alemanes. Ahí estaba Fernando Torres luchando contra el mundo y su pasado. Es más que notable la diferencia de nivel entre Torres y Mandzukic. Esto lo notarán los colchoneros tarde o temprano. Simeone lo sabe y ‘El Niño’ estará en el banquillo en los momentos importantes que restan en la temporada.

Del partido destacar a un espectacular Arda Turan. El turco tiene su ritmo y eso siempre es algo mágico. Es diferente y lo sabe aunque no quisiera mirar ninguno de los lanzamientos de la tanda de penaltis. Y Giménez. Miranda tiene los días contados en este equipo.

Porque todo se decidió en el punto de pena máxima. Empezó fallando Raúl García y luego llegaron los goles. Destacar también la parada de Oblak aunque fueron más fallos de los lanzadores que méritos de los porteros. Incluso Torres marcó su gol antes del fallo decisivo de los alemanes.

Así que el Atlético de Madrid estará en los cuartos de final de la Champions League. No sabemos si por mérito propio o demérito de los alemanes pero su nombre será elegido para la siguiente ronda. Sabe Simeone que llegar lo más lejos posible es la única tabla de salvación en una temporada discreta en la que incluso peligra el tercer puesto ante un Valencia que ha cogido la velocidad de crucero.

Mucho tendrá que trabajar Simeone para afrontar la siguiente ronda. Los rivales ya les esperan. No queda nada de aquel Atlético sorprendente de la temporada pasada. Absolutamente nada. El Bayer lo entendió bien en la ida y metió mucho miedo en el cuerpo a los rojiblancos.

Lo positivo: el Calderón. La afición respondió como siempre y ayudó mucho al equipo en todo momento. Ahora le toca a los jugadores y a Simeone. Sin Copa y con la Liga ya totalmente imposible, la Champions es el gran objetivo para lograr hacer algo muy grande.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.