Crónicas tras la Décima – Inmenso Madrid en Anfield

Hay estadios y estadios en esto del fútbol. Hay auténticos templos donde los partidos siempre son diferentes, especiales y únicos. Y Anfield Road es uno de ellos. Y allí salió el Real Madrid para jugar un fútbol excelso y conseguir una brillante victoria por tres goles a cero frente al Liverpool.

Nunca había marcado el Madrid en sus partidos en Anfield. Y allí se plantaron los de Ancelotti dispuestos a romper ese registro. Pese a las buenas expectativas cara al encuentro, pocos podrían haber imaginado llegar al descanso con tres goles de ventaja en el electrónico.

Tocó bien el Madrid. Hizo circular el balón como hacía tiempo que no se veía hacerlo a los blancos. Comentaba durante la retransmisión Michael Robinson que no veía a este equipo jugar tan bien desde la primera parte de la era galáctica. Y en Anfield brillaron prácticamente todos bien acompasados para dejar noqueado al Liverpool en la primera parte.

Nueva lección de Kroos que ya es el jefe absoluto del centro del campo madridista. Siempre bien flanqueado por Modric que no estuvo al mejor nivel en Anfield. Pero ahí estaba Isco. Inmenso. Luchador. Espectacular en el corte y resolutivo en ataque. Mágico como siempre, este Isco es un futbolista diferente esta temporada. Se ha puesto el mono de trabajo sin perder una pizca de magia. Y eso lo va a agradecer el Real Madrid.

Resolutivo Benzema que se va de Anfield con un doblete en su competición fetiche. Y Cristiano. Siempre Cristiano. Eterno Cristiano. Marcó su gol y pudo llevarse alguno más en el saco. Pero Ancelotti decidió cambiarle para que descanse su rodilla cara al Clásico del próximo sábado. Un cambio sin malas caras ni nada de esas cosas que pasan en otros equipos. Lo normal.

En el segundo tiempo el Real Madrid se dedicó a administrar el resultado con buenas ocasiones y permitiendo más ataques del Liverpool. Eso sí, Varane y Pepe se mostraron contundentes cuando era necesario y no permitieron grandes ocasiones a los ingleses. También estuvo a buen nivel Marcelo que llega al partido frente al Barcelona afianzado al máximo en el lateral izquierdo.

Volvió Khedira a los terrenos de juego y eso es una buena noticia para Ancelotti que dispondrá de más variables para dar descanso a unos Kroos y Modric que, evidentemente, no van a poder jugarlo todo esta temporada. Habrá rotaciones más que probablemente en los próximos compromisos del Madrid en la Champions League.

Y salió el Real Madrid aplaudido de Anfield Road. Una afición maravillosa para un estadio con una leyenda que le acompañará siempre. Y el Madrid tenía que hacer algo grande en ese campo. Se lo debía a la historia. Al igual que lo hizo ya en Old Trafford, conquistaron Anfield Road. Un partido para la historia.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.