Crónicas de la Champions: La maldición del campeón

No falla. Año a año, desde que se instauró el formato de Champions League, ningún equipo ha levantado la Copa de Europa dos años consecutivos. Antes de arrancar las eliminatorias, en este 2016, todo parecía encaminado a que el Barcelona fuera el primero en romper esta tradición. Pero el fútbol siempre se guarda un as en la manga.

Y así, contra todo pronóstico, será el Atlético de Madrid el equipo que estará en el bombo de las semifinales junto a Real Madrid, Bayern Munich y Manchester City. Los de Simeone esperaban al Barcelona en el Calderón con la esperanza de acabar once al término de los 90 minutos. Si lo conseguían, había opciones.

Y las hubo: doblete de ese francés que corre como un gamo y tiene un futuro épico comandando a la nave rojiblanca por muchos años. Griezmann destrozó las esperanzas blaugranas con un gran remate de cabeza y un tanto de penalti tras una mano de Iniesta que quizás tendría que haber estado acompañada de una tarjeta de tono anaranjado más que amarillo.

Los de Luis Enrique tuvieron el control pero nada más. Ninguna ocasión que inquietara de verdad a Oblak y a una defensa atlética muy bien plantada y comandada por un imperial Godín. Messi jugó lejos del área, Neymar anduvo desquiciado y Luis Suárez tuvo que ser expulsado otra vez y no lo fue.

Serán los colchoneros los que estén en semifinales merecidamente tras una eliminatoria que venía marcada por las decisiones arbitrales en el partido de ida. El Barça tiene que pensar ahora en la Liga e intentar que el cielo no caiga sobre sus cabezas y todo esto no se les vaya de las manos.

En semifinales estará también el Madrid. La reflexión en el Bernabéu debería en torno al grado de importancia que se le debe conceder a la remontada. Los blancos están mal y remontaron al Wolfsburgo jugando a medio gas. Un Madrid en condiciones habría destrozado a los alemanes con una goleada de escándalo. Bueno… digamos que un Madrid en condiciones no habría perdido en Alemania.

Por eso los pensamientos de Zidane debe ir encaminados a pensar que el próximo rival no será tan flojo como el Wolfsburgo, que duró en el partido de vuelta lo que estuvo esa perla que es Draxler sobre el campo. Ya perdían por dos goles pero la salida de su estrella por lesión fue el anuncio de que el tercer gol iba a llegar tarde o temprano.

Con Bale perdido por la derecha de manera incomprensible, Cristiano fue el protagonista del encuentro. Tres goles que necesitaba el Madrid y el portugués para callar muchas voces. Buen encuentro de Casemiro y sobresaliente un Carvajal que demostró que es de largo el mejor lateral derecho del mundo.

Con los once del Wolfsburgo se la jugará Zidane en lo que queda de campaña. Un pensamiento positivo para los blancos podría ser que con lo mal que ha estado en Madrid, siguen vivos en Champions y siguen con opciones en Liga. ¿Qué pasará?

Las semifinales las completan un clásico de la ronda y un novato en estas alturas de competición.

El Bayern de Guardiola cumplió los pronósticos con más problemas de los previstos ante un Benfica muy serio que quizás mereció más en el global de la eliminatoria. Las semifinales serán una buena vara de medir para los alemanes que, sobre el papel, son el máximo favorito para alzar la Champions.

El cuarto equipo será el City de Pellegrini. Estaría bien, por eso de la ironía, que ganarán la competición venciendo al equipo que entrena Pep, futuro entrenador de los de Manchester. Ya han hecho algo grande llegando hasta las semifinales, tienen muy buenos jugadores y quizás menos presión que ninguno. ¿Serán capaces de dar la sopresa?

Ahora llega el momento de que hablen los bombos y conozcamos cuáles serán los emparejamientos de unas semifinales de Champions League que se presentan apasionantes.

Fotografía: Andy Nugent ©

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.