Corrupción y fútbol: Introducción

corrupciónEn Murray Magazine, desde el principio, hemos querido hablar de deporte. Alguna vez, incluso, el fútbol ha sido editorializado. Y suponemos, que en unos meses, los Juegos Olímpicos ocuparán un lugar especial en nuestras crónicas. Nos gusta el deporte.

También nos gusta mucho hablar de política. Diríamos que, junto con los asuntos culturales, es nuestro tema favorito. Y ahí, a lo largo de todo este tiempo, hemos dedicado numerosos artículos y editoriales al turbio asunto de la corrupción.

No podemos olvidar que esta revista nace en plena avalancha de noticias de corrupción en el seno del Partido Popular, por ejemplo. Lo alucinante es que, meses después, no haya pasado nada con todo ese asunto y ese partido lidere las encuestas de cara a las generales.

Pero centrémonos en el deporte, en concreto en el fútbol. Y en la corrupción.

Podríamos decir que tanto fútbol como corrupción siguen yendo de la mano a día de hoy. Incluso, en algunos lugares, podría no entenderse una cosa sin la otra. No podemos olvidar, por ejemplo, el auge del fútbol colombiano en los 80 y su relación con el narcotráfico. Todo aquello acabó como acabó con el asesinato de Andrés Escobar tras colarse un gol en propia puerta en el año 1994.

Aunque no tenemos que irnos tan lejos para encontrarnos con corrupción. No olvidemos lo que es nuestro país. En España la corrupción ha alcanzado unas cotas escandalosas en numerosas facetas de la vida, y el fútbol no ha podido permanecer, ni mucho menos, al margen de ella.

El fútbol es parte de la vida, de la esencia y del ritmo de la vida en nuestro país. El balón protagoniza tertulias de bares y horas y horas de televisión. ¿Cómo un fenómeno semejante iba a permanecer impasible de algo tan suculento como ser corrupto?

Probablemente fútbol y corrupción hayan ido siempre de la mano en España. Y en el resto del mundo. Pero sin duda alguna hay un momento clave: la conversión de la mayoría de los clubes en sociedades anónimas. Es ahí cuando empiezan a llegar personajes clave para entender la relación entre ambos conceptos.

Hablamos, por supuesto, de Jesús Gil, Ruiz de Lopera, José María del Nido,… y muchos más que iremos nombrando en las próximas semanas y tendrán su lugar honorífico en esta saga que vamos a ofrecer en Murray Magazine. Estos personajes, pintorescos en muchos casos, hacían gracia y eran alabados. ¿Quién no ha reído las gracias a Gil en su momento?

Tampoco, en esta introducción, vamos a olvidarnos de la relación entre el fútbol y el urbanismo. En concreto los pelotazos urbanísticos. No olviden la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, o el nuevo Mestalla, o el no traslado a La Peineta. Todos con un tufo importante y alto nivel de favor político. Siempre ha gustado mucho el fútbol en el poder y el poder en el fútbol.

Tampoco queremos dejar pasar por alto temas tan turbios como las redes de amaño de partidos relacionados con el fútbol, tanto fuera de nuestro país como en aquellos casos que han tenido lugar en España y de los que se ha hablado poco o casi nada.

Nos daremos un paseo por la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, lugar que también es punto de mira por las sospechas de corrupción que caen sobre él. Y analizaremos la figura de Ángel María Villar, ese extraño personaje que nunca da explicaciones ni la cara pero que lleva años dominando con puño de hierro el fútbol español y han convivido con decenas de acusaciones, procesos, etc.

Y con Villar daremos paso al culmen de todo esto del fútbol y la corrupción: la FIFA. Conocida como la mafia del fútbol, finalmente y después de muchos años de acusaciones y sospechas, alguien se decidió a intervenir y empieza un proceso de limpieza en el máximo organismo del fútbol mundial. Otorgar un la organización de un Mundial a Qatar empezó a despertar más de una sospecha en el gran público pero la investigaciones por corrupción, cohecho, tráfico de influencias y sobornos, entre otras muchas cosas, venía de lejos.

No será fácil limpiar algo como la FIFA, que además de campar a sus anchas por todo el mundo siempre ha contado con el beneplácito de muchos gobiernos que han mirado hacia otro lado. No deja de ser un dato interesante que haya sido desde Estados Unidos, un país con poca tradición futbolística, el lugar desde donde se ha empezado a meter mano en el saco de corrupción que es la FIFA de Blatter.

Así que, con este artículo introductorio, presentamos esta serie dedicada al fútbol y a la corrupción en Murray Magazine. Estén pendientes las próximas semanas, seguro que algunas cosas de las que contamos les va a sorprender.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.