Contador cierra la Vuelta en Asturias

Los ha ido madurando poco a poco, y en la etapa reina ha dado el golpe definitivo. Primero, aguantando el ataque de Chris Froome, marca de la casa, sin levantarse del sillín, pero incrementando el ritmo lo suficiente para que sólo Alberto Contador le siguiese. Después, atacando al británico ya en el último kilómetro, cuando se dio cuenta de que ya casi no le quedaban fuerzas a su rival.

Lo más importante es que, al que tenía verdaderamente cerca en la general, Alejandro Valverde, le metió más de un minuto, contando la bonificación. Además, ha alejado un poco a Froome y mucho a Purito Rodríguez y Fabio Aru, por lo que ya sólo puede perder la carrera él. Si no sufre una caída o un desfallecimiento, no parece posible que nadie le pueda derrotar.

Hemos llegado al segundo día de descanso. Ya sólo quedan las cinco etapas gallegas para terminar definir la Vuelta a España 2014. Pero el primer puesto tiene dueño. Falta por ver quién acaba segundo entre Valverde y Froome o si Purito y Aru son capaces de inquietar a estos dos en la lucha por el podio. Y también ver qué cinco ganadores de etapa quedan.

Si miramos los perfiles de las etapas, la primera, con final en A Coruña, puede ser una última oportunidad para sprinters. Después hay otras tres para aventureros, el final en alto en Monte Castrove (de segunda categoría), la llegada a Cangas de Morrazo con un segunda a 15 kilómetros de la meta y el gran final en alto en Ancares. Veremos si los mejores de la general dejan llegar las escapadas o deciden intentar ganar. Y para acabar, la crono de casi 10 kilómetros en Santiago, poco más que un sprint donde el que aún tenga fuerzas ganará. Si Fabian Cancellara no se retira, será el favorito (Tony Martin sí lo ha hecho), pero si el suizo se apea de la bici Froome volverá a tener esa condición, pese a su mala actuación en la crono de Borja.

Ojalá podamos ver ataques desde lejos en las dos etapas con final en alto. Queda terreno para ver cosas divertidas, más de las que han sucedido hasta ahora, donde apenas se han creado diferencias de importancia pese a haber terreno para ello. El modelo de la Vuelta se centra demasiado en unos finales en cuesta donde las diferencias no suelen sobrepasar los 10 o 20 segundos, por lo que las bonificaciones cobran una importancia enorme. Pero Contador ha sabido aprovechar la etapa reina para sacar las diferencias que le hacían falta.

La imagen que acompaña este artículo es de Simon Carr ©

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
Artículo anteriorLuis Salom, ser troll es un don
Artículo siguienteComo yo
No sé quién soy. Cántabro amadrileñado o madrileño acantabrado. Lo que sí sé es que todo se puede arreglar con gente que diga la verdad, un partidazo entre amigos o una buena cerveza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.