Chile reina en la nueva caída de Messi

Se le esperaba pero volvió a desaparecer. Una vez más, Messi no estuvo en una final de la selección argentina. Bueno, estuvo en el césped, pero no fue el futbolista que sus compatriotas esperan para decidir los grandes partidos. Dos finales consecutivas perdidas quizás sean demasiadas para lo que suele soportar el aficionado argentino.

Y es que Chile consiguió su primera Copa América de toda su historia frente a una Argentina que era favorita en todo menos en el público. Quizás los argentinos se veían ganadores desde días antes de empezar el encuentro. Por su parte, los chilenos supieron jugar sus cartas y se llevaron el gato al agua.

Aburridísimo el encuentro en el Nacional de Chile. Un estadio que ha vivido las mayores pesadillas del pueblo chileno fue el escenario para la historia: el primer gran triunfo del fútbol de aquel país con una generación que puede seguir haciendo historia.

Pero volvamos al encuentro. Chile renunció a su verticalidad para tratar de aguantar a la albiceleste. Aún así, fue Argentina la que llevó el peso del partido, controlando el centro del campo. La lesión de Di María lastró, sin duda alguna, el partido para los del Tata Martino. Condicionó los cambios y Lavezzi, buen futbolista, no puede ofrecer el rendimiento del ex madridista.

El segundo tiempo siguió los mismos derroteros del primero. Poquitas ocasiones con dos porteros que no tendrían su momento hasta la tanda de penaltis. Tuvo una Alexis Sánchez, desaparecido durante todo el encuentro, e Higuaín pudo marcar casi a puerta vacía en el descuento en un remate probablemente demasiado forzado.

Así empezó la prorroga con ambos equipos cansados. La figura de Arturo Vidal quedándose en el ataque sin poder volver a su posición fue habitual en los últimos minutos. Finalmente ninguno de los dos conjuntos inquietó la portería rival y todo se decidía desde la pena máxima. Al que no le faltaba el ritmo, por cierto, era a Medel que, pese a su De Jong a Messi, se marcó un partido épico.

Marcó primero Chile y empató Messi. Después vino el fallo de Higuaín. El Pipita emuló aquel penalti de su compañero Ramos frente al Bayern Munich. Sigue siguió metiendo y falló Banega. Después Alexis marcó y se desató la locura en el Nacional de Chile mientras los argentinos no daban crédito. Chile defenderá título el próximo año en Estados Unidos, en un torneo que se celebrará por el Centenario de esta Copa América.

 ¿Y Messi?

Al término del partido había una sombra sobre Messi. ¿Se ha empañado la magnífica campaña del argentino con esta derrota en la Copa América? Probablemente no se hable de otra cosa en todo el verano. Messi no ha estado en todo el torneo al mismo nivel que en el Barça durante la temporada. Pero en la final, al igual que en el Mundial de Brasil, el 10 de la albiceleste volvió a desaparecer.

Y cada vez le quedan menos oportunidades para hacer algo grande con su Selección. Quizás sólo quede una pregunta: ¿Se puede ser uno de los más grandes de la historia sin haber conseguido un título con su Selección? ¿Puede situarse a un futbolista que no ha ganado un título de selecciones a la altura de Pelé o Maradona?

PD: No queríamos dejarles sin el penalti del Pipa Higuaín.

 

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.