Champions Bill en Murray Magazine: Guardiola desenmascarado

Quizás sea cosa del destino pero tuvo que volver Guardiola al Camp Nou en Champions League para que alguien le desenmascarara. Y tiene más miga cuando ves que fue Messi, su pupilo predilecto, el encargado de pintarle la cara a un Pep que no carbura en Manchester al igual que no cuajó nunca del todo en Munich.

Y es que lo de Guardiola ya empieza a ser de nota. Quizás sea el momento de que el globo, por fin, empiece a desinflarse. Fracasó en Munich y, si no cambian mucho las cosas, va camino de no convencer a nadie en el City. El Barcelona desnudó todas las carencias de un equipo hecho a base de talonario y destrozó todos los esquemas sobre los que se asienta el faraónico proyecto de los británicos.

Centrándonos en el partido, Messi cogió la bandera del fútbol e hizo lo que quiso sobre el rectángulo de juego. No hay esquemas que valgan cuando el argentino está en forma. Quizás Guardiola tuvo que haberlo previsto antes de plantear el partido. El 10 del Barcelona fue, una vez más, el factor diferencial y ni la expulsión de Bravo ni nada más pueden hacer discutir el resultado final del encuentro.

Tampoco puede engañar el resultado del Madrid. Golear al Legia no debe ser noticia para un equipo de esas dimensiones. Quizás la noticia sea que los polacos tuvieron ocasiones para dar un susto importante en el Santiago Bernabéu. El Madrid marcó los tantos casi sin querer, lo que es una buena noticia para un equipo que no juega bien… al menos que tengan pegada.

Morata y Lucas Vázquez pusieron el fútbol y reivindicaron minutos necesarios para ambos canteranos. Luego está Asensio que es un artista, volvió a marcar y demostró una vez más que no tiene límites en esto de jugar a la pelota. Y también fue un partido para recordar que, a día de hoy, el jugador franquicia de este equipo debería ser Gareth Bale. El galés está inmenso e imparable.

El Madrid continúa sumando después de las dudas de todos esos empates seguidos y encadena ya dos victorias con muchos goles que pueden, al menos, llenar de confianza a la plantilla. Pero Zidane tiene mucho trabajo por delante con un equipo que tiende a desconcentrarse a la mínima y, en ocasiones, comete el error de dar los partidos por ganados antes de que suene el pitido inicial.

El Atlético sigue lanzado

Costó pero el Atlético de Madrid se lleva los puntos de Rostov. Carrasco se encargó de romper la muralla y continuar con su extraordinario de forma. Y no era nada fácil conseguir esa victoria: nada menos que 26 encuentros lleva el rival de los colchoneros sin perder en su terreno de juego. Pero, aunque se hizo demorar, los de Simeone consiguieron la victoria.

Equipo correoso el Rostov, difícil para el Atlético de Madrid. Saben jugar perfectamente a un fútbol que controlan a la perfección. Dan la pelota al rival y a esperar sus oportunidades. Pero el Atleti controló bien todas las situaciones y consiguió el tanto necesario para asegurarse la victoria. A nadie, visto lo visto, habría extrañado un empate a cero goles con un rival tan serio y bien plantado en el terreno de juego.

Parece ser que este año, por fin, el Sevilla pasará a los octavos de final de la Champions League. Al menos pinta bien la cosa. Y puede suceder cuando la afición hispalense tiene más dudas hacia su equipo. No acaba de convencer Sampaoli pero, probablemente, por ser la antítesis de todo lo anterior que, ni más ni menos, corresponde a la época más gloriosa de la historia del equipo.

Fue Nasri el protagonista de la victoria de los andaluces en Zagreb. Se antojaba un encuentro complicado con un rival correoso, pero los de Sampaoli estuvieron a un nivel muy alto y fueron muy superiores al rival. Los croatas inquietaron algo más en el tramo final del encuentro pero la defensa sevillista estuvo a buen nivel y mantuvieron la puerta a cero para asegurar una importante victoria.

Sin sorpresas en el resto de la jornada de Champions

Quizás lo más interesante de la normalmente anodina fase de grupos sea ver los equipos grandes que fracasan y no consiguen alcanzar octavos de final. Y, teniendo en cuenta este detalle, una jornada en la que todos los favoritos ganan hace que esta primera fase de la Champions League sea mucho menos interesante.

La Juventus venció al Lyon, el Oporto remontó al Brujas, el Bayern volvió a respirar y vencieron Arsenal y PSG. Quizás la derrota del Napolés y el empate del Tottenham sean lo más noticiable pero… tampoco son lo podríamos considerar grandes. Lo que está claro es que, a día de hoy y visto lo visto en lo que llevamos de Champions, los equipos españoles siguen siendo los grandes favoritos a levantar la Orejona dentro de unos meses.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.