Y hoy tendría que empezar el Periscopia

No se alzará el telón. No. Esta noche del 31 de julio no habrá actuaciones en las calles de Pozoblanco. No se llenará el anfiteatro del Aurelio Teno ni la gente bajará corriendo hasta la terraza del Metal. No habrá música, charlas, bailes y buen ambiente hasta altas horas de la madrugada. Amigos y amigas, no habrá Periscopia.

Probablemente, a las horas de escribir este artículo tendría que estar muy nervioso teniendo todo preparado para arrancar. Las cámaras de fotos con las baterías cargadas, el iPad con una de repuesto, el móvil a tope… habría que contar cosas por Twitter, Facebook, subir cientos de fotos, llamar al director, a los artistas, irme a la radio…

Pero no. La cámara está guardada en su mochila y probablemente no salga de ella el fin de semana. El iPad respira tranquilo porque como mucho veré una película de Lobezno en él este fin de semana. Y en el móvil sonará el mensaje de algún grupo de Whatsapp y saltará algún correo. Poco más. Y todo esto porque no habrá Periscopia.

No podremos ver el show de los Antílopez desplegarse en Pozoblanco; no podremos ver a los artistas plásticos ni a sus obras por todas las calles de esta ciudad; no habrá teatro y quizás menos risas de niños de las que hubiera habido este fin de semana; tampoco danza, ni poesía, ni talleres… Probablemente sea un fin de semana un poco triste. Sin ruido más allá de las dos de la madrugada, por supuesto.

Mañana no habrá una aparcería amenizada con música. Tampoco veremos a la gente subir por el Marcos Redondo hacia La Salchi parándose antes a disfrutar de la temperatura en las terrazas. No. No habrá jaleo. Ni bailes. Ni un DJ haciendo bailar y volar a cientos de personas hasta las cinco de la mañana. Eso significará que no hay Periscopia.

Y el sábado (¡Ay! ¡El sábado!) no habrá talleres, ni una segunda aparcería con música, ni teatro por las calles… En el Fuerte habrá botellón pero no actuaciones musicales ni padres llevando a sus hijos a contarles qué es eso del Periscopia. No. Tampoco amanecerá en el Recinto Ferial ni la organización saludará desde arriba a los parroquianos que siempre aguantaban hasta última hora.

Pues no. No habrá Periscopia.

Pero sí habrá momentos para recordar. Aquella danza vertical que sorprendió a todo un pueblo para presentar un festival que llegaba con la idea de quedarse. O aquellos señores tan raros pintando un silo del agua rematado con un extraño ojo con alas.

No olvidaremos aquel mítico pase de modelos en La Salchi en el que por primera vez desfilaron muchísimas personas a las que tardó varios días en borrarse la sonrisa de la cara. A ellos, ellas y sus abuelas, claro. Ni ese concierto de Fuel Fandango. O Algunos Hombres dándolo todo en El Risquillo. O Eskorzo comiéndose el mundo en la Plaza de Toros.

Y yo no olvidaré vuestras caras en el concierto del Señor Olmo en el Teno. No puedo olvidar cómo cantabais ni la cara de ilusión de Antonio José sobre el escenario. No. No lo voy a olvidar. Ni todos los que me distéis las gracias por hacer posible ese concierto que llevabais tantos años esperando.

Ni olvidaré todo el trabajo que hemos hecho en estos años para convertir un pueblo al que queremos en un escenario gigante en el que todos salieseis ganando. Y por unos días la gente salía. Y sonreía. Lo juro. Yo lo vi. Yo viví el Periscopia.

Que no se olvide nunca lo que fue, lo que ha sido, lo que es y lo que será. Porque es diferente. Eso lo sabemos muchos. Y otros nos lo habéis dicho. Y habéis sido muchísimos. A todos vosotros: GRACIAS.

Quizás este fin de semana no sea el esperado. Pero os puedo asegurar que Periscopia querría que salieseis, fuerais a los bares de vuestro pueblo, bailaseis y disfrutaseis muchísimo. ¡No le vayáis a hacer un feo porque él nunca lo haría!

Este año no habrá escenario. No se alzará el telón. Ni siquiera habrá mucho ruido. Pero siempre quedará todo el arte. Siempre existirá Periscopia.

V Edición Periscopia

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.