‘Stranger Things’, aquellos buenos tiempos

Debo admitirlo: Pocas series me han inspirado tanta nostalgia y emotividad como lo ha hecho ‘Stranger Things’. La nueva creación de los desconocidos hermanos Duffer para Netflix nos invita a rememorar a traves de un coctel de referencias y guiños cada escenario cultural de los 80 y los 90, una auténtica declaracion de amor a aquella época que se fue y no volverá.

Ross y Matt Duffer, sin tener una nutrida carrera en la industria, han cosechado una interesante fama con el tratamiento que le dan a la ciencia ficción y al género de terror, de allí su pasantía en series como ‘Wayward Pines’, guionizando un trío de episodios que mostraron claramente su particular sello.

Es una sensación rara la que te da cada capítulo de ‘Stranger Things’. Hay algo que te mantiene atento, expectante y curioso, permitiendo, dicho sea de paso, que añoremos décadas pasadas. Pocas veces una serie hace de sus defectos una virtud y, naturalmente, tanta sencillez atrae simpatías entre una audiencia necesitada de relatos menos complicados y más ligeros frente a la demanda.

¿Necesario hablar del argumento? En absoluto, la sinopsis no ayuda en mucho. Probablemente, esta circunstancia la hizo pasar desapercibida en un principio. La primera impresión es de cliché, trama genérica, cuento estándar de ciencia ficción: En el año 1983 desaparece un niño en un remoto pueblo de Indiana. En el intento de búsqueda us amigos y familiares descubren un gran misterio, un experimento científico con el gobierno involucrado de por medio.

La serie es mucho más que la fachada que exhibe, engancha de inmediato entre tanta historia y tramas entremezcladas. No lleva mucho tiempo darse cuenta de que aquí lo único importante es disfrutar del homenaje concebido. Al que se pasó su adolescencia viendo blockbusters de la época se le hará irresistible. Esto es un tributo a Steven Spielberg, Carpenter, Hooper, a las cintas que marcaron nuestra infancia, a la destacada literatura de Stephen King. Es inevitable no darse cuenta de que el escritor nacido en Portland y sus historias son la principal fuente de inspiración, desde la ambientación, la narración, el perfil de los personajes, todo parece sacado de su universo. Él mismo, un observador permanente de cualquier tema que tenga que ver con entretenimiento y opinión pública,  ha asegurado que la serie es una gran recopilación de todas sus obras.

En cuanto el aspecto de los personajes destaca el que interpreta Winona Ryder: Joyce Byers, madre desesperada y sufrida en búsqueda de su hijo. Es un papel sincero, crudo, pero sin llegar a ser acomodado y sofisticado, es genuino por encima de todo. La cara de Ryder, que además consigue cierta reivindicación para con la critica, es —junto a la de David Harbour— las más conocida dentro de un anónimo reparto que no se permite deslucir. Acertado el casting infantil y la química incuestionable entre sus miembros, un elemento que colabora en gran medida a fortalecer la empatía y conexión con los personajes, precisamente una característica bastante recurrente en el transcurrir de los episodios.

En definitiva, ‘Stranger Things’ acude a esa malograda fórmula de tocar la tecla más sensible del espectador con elementos de antaño, pero a diferencia de otros títulos actuales lo sabe hacer y sin recurrir a mucho. Así, con tan poca promoción previa y un tráiler único mostrado a un mes del estreno, asistimos a una de las sorpresas mas gratas del verano. Sólo ocho capítulos han sido necesarios para hacer redonda su primera etapa. Tanta eficacia en la ejecución y en su mensaje probablemente la hagan incapaz de evolucionar hacia otra temporada. Si bien deja un final bastante abierto a la continuidad, no sería  para nada desfavorable que la serie abarcara otros elementos presentes en la ciencia ficción. Sin embargo, su aparición supone un soplo de aire fresco al escenario televisivo actual, tan complejo en términos narrativos.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.