Sí, es lo que parece: ‘Los Mercenarios 3’

Tiros, explosiones, sangre, dolor, frases “ingeniosas” y actores con tanta caspa como músculo hormonado. ‘Los Mercenarios 3’ es lo que parece, una película de acción, pero con tanto presupuesto como para reunir a las caras más relevantes y que más carne ponen en el asador en este género. Y tanto de ayer como de hoy: Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger, Jason Statham, Jet Li, Antonio Banderas, Mel Gibson, Harrison Ford… que siguen repartiendo a diestro y siniestro.

La película se podría resumir con mucha facilidad: RATATATA BUUUM JJXXPLASHHHH Oh, no… O algo así. Lo cierto es que no tiene más, pero si vemos lo que pretende, lo consigue y de calle. Entretenimiento a base de acción, muy bien dirigida para el género, y una trama simple en la que pueden ir incorporando los elementos que desean. De lo mejor de la película es que se saben reírse de sí mismos, e incluso de a lo que se han dedicado.

Una de las grandes incorporaciones para esta película fue Antonio Banderas, que —no es porque sea español— es quien lleva gran parte de la carga cómica y con más acierto que los demás. Su personaje es divertido y con gracia, y sabe interactuar muy bien con los demás, por lo que aporta un dinamismo más fresco que el resto del elenco. Y es que, no lo neguemos, estos actores están muy encorsetados.

Dentro de la trilogía que han hecho, no es que sea la peor, pero es de las que menos sorprende. Cierto es que nombres como Mel Gibson o Harrison Ford dan un extra de calidad junto con el del malagueño, para que sus intervenciones tengan un poco más de cuerpo, pero lo que hacen es, ni más ni menos, que lo mismo que los demás, al fin y al cabo… La primera te sorprende gratamente, con la segunda mejoraron bastante y con la tercera han mantenido las expectativas al menos, que tampoco podían, como veis, apuntar muy alto.

Los efectos especiales son impresionantes, y las fotografías de la vieja escuela de siempre. Varios planos, momentos repetidos desde distintos ángulos, y la historia de libro. Bueno, mejor dicho, de librito. Simple y donde un malo y vieja arpía conocida quiere ganar haciendo el mal. La verdad es que no hay mejor título para el reparto e idea de esta película…

Lo dicho, si esperas un peliculón como término general no se puede esperar nada de esta película. Pero si lo que buscas es la intención con la que se ha hecho, te vas a divertir, reír y pasar un buen rato. No esperéis de Sylvester Stallone o de Jason Statham que reciten a Shakespeare ni vayan a hacer el drama del año. Van a hacer lo que saben hacer, que es matar a malos muy malos, conseguir sus objetivos por encima de todo y a divertirse. Y es que para mí un gran síntoma de inteligencia es saber reírse bien de uno mismo, y todos los que aquí participan lo hacen y con mucha naturalidad. La violencia gratuita está servida.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
Artículo anteriorFestival del machismo en Twitter
Artículo siguienteFeelings
Avatar
Hay tres cosas en la vida que odio por encima de todas. Los spoilers, la falta de consideración y la inutilidad al volante. Como diría Tarantino, tal vez mi forma de contar las cosas dé la vuelta al mundo, pero es el viaje lo que merece la pena. 24601.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.