¿Se nos está yendo de las manos lo de Star Wars?

Conste antes de seguir con estas líneas que soy el primero que tiene ganas de ver el próximo 18 de diciembre la nueva película de la saga Star Wars. Sí, en mi cabeza resuenan imágenes de eso que será ‘El despertar de la Fuerza’ y hago continuas elucubraciones de qué podría pasar, de dónde está Luke Skykewalker en los avances, de las posibles apariciones del Halcón Milenario, etc.

Pero uno no puede dejar de tener la sensación de que se está creando una obsesión malsana con todo lo que tiene que ver con el retorno de los jedis. Vamos, que la Fuerza está por todas partes. Está en botellas de agua, en videojuegos, juguetes, ordenadores… Incluso hay un Furby, una nevera de R2D2 que va y viene y, por supuesto, fundas de teléfonos móviles.

Lo que no esperábamos es que Siri también fuera a formar parte de todo esto. Y es que si cogemos el iPhone y le decimos «Oye, Siri… yo soy tu padre» te quedarás a cuadros. Os dejo unos ejemplos aunque lo mejor será que lo comprobéis por vosotros mismos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y es que la fiebre de Star Wars acaba de empezar y estamos ante las primeras películas de la saga que llegan tras la explosión de las redes sociales. Y juntas a varias generaciones dispuestas a darlo todo con la nueva trilogía. Y, por supuesto, Disney va a sacar partido de que la nueva generación que se enfrenta a la llegada de la Fuerza sea la de los hijos que crecieron con Darth Vader, Luke, Leia, Han Solo y compañía.

Lo que está claro es que, a 15 días del estreno de ‘El despertar de la Fuerza’, muy pocas películas, por no decir ninguna, consiguen generar una expectación similar a su alrededor. Ahora, si eres fan, sólo toca disfrutar de lo que viene. Y si no eres fan, de una forma u otra tendrás que dejar que la Fuerza te acompañe… o te arrastre.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.