‘Rogue One’ o lo bueno de que las esperas sean más cortas

Los fans de ‘La Guerra de las Galaxias’, de las películas clásicas, saben mucho lo que significa esperar. Vivieron con tremenda emoción cómo durante años aquellas cintas eran parte de sus vidas y se imaginaban qué habría más allá de todo aquello.  Se imaginaban mil mundos más dominados por Darth Vader y con los Jedi resurgiendo de sus cenizas. ¿Qué pasaría después?

Hubo que esperar hasta casi el final del siglo XX para que, en 1999, George Lucas se atreviera con una nueva trilogía. Llegó ‘La amenaza fantasma’ y, pese al desencanto de la historia, los fans estaban felices porque se reencontraban, de alguna manera, con su propia biografía. Después vendría ‘El ataque de los clones’, que, bueno, podrían habérsela ahorrado para acabar con las precuelas en 2005 y la más aceptable: ‘La venganza de los Sith’. Al menos ver la forma en la que Anakin Skywalker se convertía en Darth Vader merecía la pena.

Muchos fans no le veían sentido a nada. Hay que decirlo claro: Aunque ahora lo veamos con cariño, los Espisodios I, II y III fueron malos. Muy malos. Se salvan pocas cosas, la verdad. Pero, de alguna manera, ya forman parte de la historia de los seguidores de la saga ‘Star Wars’.

Años más tarde va Disney y le compra todo el negocio a George Lucas. El temor inicial era lógico, pero luego, las cosas como son, la posibilidad de que hubiera nuevas películas venció las reticencias. Eso y la aparición de un nombre clave: J. J. Abrams. Fue así como el año pasado llegó a los cines, después de diez años, una nueva entrega y, en esta ocasión, se trataba de una aventura posterior a las aventuras que tanto adorábamos.

El ‘Episodio VII: El despertar de la fuerza’ gustó bastante más que ‘La amenaza fantasma’. Habrá opiniones de todos los colores, pero muchísima gente salía encantada de los cines. Reencontrarse con Han Solo, Leia, Luke Skywalker, etc. fue absolutamente brutal para los más fanáticos. Se le dio al público lo que quería: personajes clásicos, algún drama y una nueva historia. Ahora esperamos con ansia qué nos deparará el ‘Episodio VIII’, pero para eso todavía nos queda un año de espera.

Centrémonos en 2016. Disney también nos contó que entre las películas de la saga principal iba a intercalar nuevas historias. Y eso, a los fans, les emocionó. Por eso llega a los cines estos días ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’. No sabemos todavía lo que nos encontraremos en las salas de cine, pero habrá un reencuentro muy especial y esperado: Darth Vader volverá a nuestras vidas. Y eso ya es demasiado importante.

Luego está una historia que promete abrir nuevas vías y nuevas tramas. ¿Cómo se gestó la Rebelión? ¿Cómo fue la construcción de la Estrella de la Muerte? ¡Por Dios! ¿A quién no le puede interesar algo así? Y, por supuesto, y quizás por encima de todas las cosas está lo de no esperar nada más que un año para encontrarse con la Fuerza, los Jedi y, ojalá por muchas veces, con Darth Vader.

Ya hablaremos de la película después de verla. De momento, están las ganas de disfrutar del maravilloso universo que en su día imaginó George Lucas y que, a día de hoy y de alguna manera, forma parte de manera importante en las vidas de millones de personas a lo largo de todo el mundo.

¡Bienvenida sea esta nueva historia de Star Wars!

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.