“Más cine, por favor”… 14+1 de los 90 en España

Ahora que han vuelto los 90, al menos a la moda, posamos nuestra mirada nostálgica sobre el cine de este país cuando no éramos más que unos tiernos adolescentes que imaginaban su futuro a través de fotogramas que ponían ante nuestros ojos lo que queríamos ser, lo que queríamos sentir, lo que queríamos vivir… Así hemos salido: más soñadores que cinéfilos si es que ambas cosas no son la misma. ¡Ay! ¡Más cine, por favor!

tesis (1)

Tesis: Ya lo dijimos en nuestros primeros 90. Probablemente, Aménabar ha sido el mejor director que ha dado el cine español hasta la fecha (cuanto menos, el más completo). Su ‘Tesis’ de Comunicación Audiovisual (carrera que no llegó a terminar) se merece más que una matrícula de honor. Por cierto, que tu “tutor” de tesis sea el señor Cuerda, ayuda un poco…

Todo sobre mi madre: Los 90 nos dieron un Pedro Almodóvar más maduro, pero siempre fiel a su universo. Una realidad poco verosímil con sus chicas Almodóvar (Cecilia Roth, Candela Peña, Marisa Paredes, Penélope Cruz, Antonia San Juan, la Sardá) y con un actor de la talla del malogrado Fernán Gómez. Gracias a todo esto, el director manchego consiguió hacerse la estatuilla dorada, grito de la Cruz mediante.

Los amantes del círculo polar: La película que nos enseñó que es posible tener el corazón aún más rojo, el que nos sumergió en el universo de Julio Medem, del que queremos seguir formando parte a toda costa. La sensibilidad, la fragilidad, el cine hecho poesía. O viceversa. Quién sabe.

Familia: La irrupción de Fernando León de Aranoa a mediados de la década fue una de las mejores noticias para el cine español. La ópera prima de León es un melodrama brillante, con un humor inteligente que ya echábamos en falta en la España demócrata. A destacar, la interpretación de Juan Luis Gallardo, uno de los mejores galanes del cine español.

el-dia-de-la-bestia (1)

El día de la bestia: Sin duda alguna, ‘El día de la bestia’ marcó un antes y un después en la ficción española. Álex de la Iglesia supo conjugar a la perfección un guión brillante, con una buena producción y una excelente dirección. Sin duda alguna, es un título imprescindible para todas las Navidades, o ¿acaso hay mejor plan que ver a un cura, un heavy y un parapsicólogo intentando matar al anticristo por Madrid?

El milagro de P. Tinto: “Panchito hijo mío, tengo que decirte una cosa, eres negro”, esas son las palabras que P. Tinto (un delirante Luis Ciges) le dice a su hijo adoptado, un alemán de 1,90 cms. que hacía tralarí, tralarí con la señora P. Tinto. Pues eso es la película de Javier Fesser,  humor absurdo, pero humor del bueno. Una situación cómica detrás de otra sin sentido alguno, pero con las que sólo puedes reír y reír.

Barrio: La segunda película del ya mencionado Fernando León de Aranoa va un paso más allá. Es una obra comprometida, un día a día de la gente de barrio, pero no del barrio de Salamanca, de esos barrios de la periferia, de esos barrios olvidados que tantos hay en España. Un película social, que habla sobre la amistad, que habla sobre la vida.

Jamón, Jamón: Bigas Luna nos pone y ponía a los tiernos adolescentes que éramos. Así, sin más. Ese macarra con la cara y el cuerpo (y qué cara… y qué cuerpo) de Javier Bardem, esa Lolita, o no tanto, con la cara y el cuerpo (y qué cara… y qué cuerpo) de Penélope Cruz, ese prostíbulo, esas escenas tan sensuales como sexuales. ¡Ay! Y sí, el guión, impecable, por cierto, también nos pone. Como nos pone la caricatura de esta España mía, esta España nuestra. Hemos dicho caricatura, sí. No se tomen a Bigas muy en serio y descubrirán su encanto.

Martín (Hache): A pesar de ser una coproducción con Argentina, la película de Adolfo Aristarain merece estar aquí sin dudarlo un segundo. La película es básicamente la relación entre un padre y un hijo, que no vivían juntos desde que el progenitor abandonó su Argentina natal para poder desarrollar su carrera en España. Las dos horas de película la llevan a la perfección Federico Luppi, Juan Diego Botto, Eusebio Poncela y Cecilia Roth, gracias a unos diálogos ingeniosos, rápidos e inteligentes. ‘Martín (Hache)’ es una de esas películas que hay que ver más de una vez para poder aprender algo nuevo cada vez.

Días contados: Prostitución, drogadicción y terrorismo, juntos y revueltos, por obra y gracia de Imanol Uribe que adaptó más que dignamente la novela homónima de Juan Madrid. Carmelo Gómez está espectacular, Javier Bardem, sencillamente soberbio, ya dejaba adivinar que se convertiría en el actorazo que hoy es, o que ya era. Y Malasaña cuando todavía era Malasaña… ¡Ay!

airbag (1)

Airbag: “ReDios, esto es una revelación divina!!” si estas palabras las dice Albert Plá interpretando a un cura que se acaba de hacer un tiro de coca, ya sabes por dónde va la película. Juanma Bajo Ulloa juntó un reparto coral pluscuamperfecto (Karlos Arguiñano presente), un guión ingenioso y un sentido del humor irreverente, hacen de ‘Airbag’ una de las mejores comedias españolas de todos los tiempos.

Así en el cielo como en la tierra: Otra vez José Luis Cuerda, cómo no. Mirar esta escena debería bastar para explicar nuestra admiración a este director, a este gran maestro del cine que nos ha hecho reír, y reír, y reír… El Evangelio según Cuerda debería leerse este domingo en todas las iglesias del país.

Historias del Kronen: Un poco mayores que los 2 que escribimos este blog, eran los niños de malos papá de Historias del Kronen. Montxo Armendáriz se atrevió a llevar al cine (y a suavizar) la obra de José Ángel Mañas, una obra polémica que no “reflejaba” a la juventud española, a la posteriormente denominada, generación Kronen. Probablemente, todos esos padres que renegaban de esa generación, tenían al “demonio” metido en casa.

Two Much: Nosotros somos muy de los Trueba y, aunque tenemos predilección por David, también nos rendimos a Fernando, un genio del Séptimo Arte. En esta ocasión, nos presenta una comedia delirante con un Antonio Banderas en estado de gracia, o más. Mención especial merece esa escena de la piscina que todavía no nos explicamos cómo no ha pasado a la posteridad. Tiempo al tiempo.

dia-mariposas

Y la mención especial de esta semana, nuestro + 1 es para ‘La lengua de las mariposas’, la película más conmovedora sobre la Guerra Civil que se ha hecho en este país. En el cine sucede la magia, sucede que la cara de un niño, el primer plano de la cara de un niño, puede refleja la sinrazón, el sinsentido, el dolor de una etapa muy oscura de nuestro pasado reciente. La maestría, otra vez, del maestro Cuerda. A sus pies.

Continuará…

«Más cine, por favor» es una serie de Javi Boix y Pilar Cámara.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
Artículo anteriorEl curioso caso de los siameses PP y PSOE
Artículo siguienteNiñas bien
Foto del avatar
Al igual que Martin Tupper en 'Dream On', mi infancia transcurrió delante de una pantalla de televisión, dando forma fotograma a fotograma al soñador que soy. A día de hoy sigo pensando que la vida son secuencias que hemos copiado de la gran o de la pequeña pantalla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.