«Vivimos en un sistema podrido: Heteropatriarcado y capital, alianza criminal»

Se dice, y he podido comprobarlo mil veces en mis propias carnes, que leer nos ayuda a comprender el mundo y, sobre todo, a sentir que, a lo mejor, no estamos tan solas como pensamos. A veces, aparece una Victoria, la protagonista de ‘Partir’, la primera novela de Lucía Baskaran, editada por Expediciones Polares, y te recuerda, sospechosamente, a aquella que fuiste, la que se iba a comer el mundo. Y a aquella que eres, la que se resiste a conformarse, pero eso, sólo se resiste.

Sí, he disfrutado mucho leyendo este libro, su prólogo, escrito por Luna Miguel, las dos Victoria, el feminismo de sus letras, incluso el miedo y los sueños rotos, o truncados. Pero si me tuviera que quedar sólo con una cosa de ‘Partir’, me quedaría con la siguiente  frase: «Con los años descubrí que leer compulsivamente no te hace más inteligente, sólo más infeliz».

¿Y escribir? ¿Qué nos / te hace escribir?

Bueno, en mi caso escribir me ayuda a ordenar ideas. Como decía Don DeLillo, no sé lo que pienso sobre ciertos temas hasta que me siento a escribir sobre ellos. Escribir me ordena y me ayuda a pensar con más claridad.

‘Partir’ es tu primera novela, aunque llevas escribiendo mucho más tiempos en blogs y medios. ¿Por qué y cómo surge este “gran salto”?

Mi meta siempre había sido escribir una novela, pero nunca veía el momento o no me sentía capacitada para ello. En un viaje que hice a París, sucedió algo que pensé que podría ser un buen comienzo de novela. Después empecé a investigar sobre los hábitos de escritura de ciertas escritoras, y el que más me convenció fue el de escribir, como mínimo, 1.000 palabras al día. ‘Partir’ se fue desarrollando así, sin una estructura previa y sin tener ni idea de lo que pasaría en la siguiente frase.

Tengo entendido que fuiste finalista en el premio Herralde de Novela… ¿Ha pasado este libro por muchos concursos?

No. El premio Herralde fue el único al que presenté la novela, y, desde luego, fue un sorpresón cuando me enteré de que estaba entre las 22 finalistas.

Finalmente, verá la luz este viernes de la mano de Expediciones Polares, una de esas editoriales empeñadas en hacer “las cosas” bonitas…

Sí. Los libros de Expediciones Polares me llamaron la atención enseguida. Cuidan muchísimo la edición y la verdad es que se agradece.

Todavía no te he preguntado qué es ‘Partir’…

Es una novela escrita en primera persona, desde la perspectiva de una mujer joven que se creyó el cuento de «el mundo es tuyo» y se llevó un hostión como un piano al comprobar que eso no era así.

Lucía Baskaran

Hay algo que siempre me fascina cuando estoy leyendo un libro y es pensar en las referencias del autor. Creo que casi todo lo que somos viene de lo que leemos, escuchamos o vemos. ¿Cuáles son las tuyas?

Me gusta mucho el cine. Admiro profundamente casi todo lo que hacen las hermanas Wachowski, Jane Campion, Lone Scherfig,  Michael Haneke, Yorgos Lanthimos o Lars Von Trier, entre otros. En música soy bastante cañera. Me flipa el reggaetón, el moombathon, trap, deep house… Todo lo que me ponga a bailar me hace feliz. Últimamente estoy enganchada a Tomasa del Real.

En cuanto a literatura, voy variando según mi estado de ánimo, pero es cierto que me tiran mucho las historias contadas desde el humor ácido. Las primeras novelas de Palahniuk, Aixa de la Cruz, Ben Brooks, Caitlin Moran, Michel Houellebecq, Jonathan Safran Foer… Todo lo escrito desde la mala leche y con gracia me gusta. Cuando me apetece algo más tranquilo o de otro estilo, me gustan Zadie Smith, Chimamanda Ngozi Adichie, Lorrie Moore, Yasmina Reza, Patti Smith, Irene Nemirovsky… Últimamente leo más ensayo que ficción. El ‘Calibán y la bruja’, de Silvia Federici, debería ser lectura obligatoria en todas las escuelas.

Luna Miguel te compara con Tao Lin o Elena Medel. ¿Cuánto hay de eso?

Creo que Luna se refería más al tema generacional que a una cuestión de estilo.

Pertenecemos a una generación en la que es fácil identificarse con Victoria, como si se nos hubieran quedado los sueños por el camino… ¿Nos han fallado o hemos fallado?

Probablemente nuestras madres lo hicieron lo mejor que pudieron, pensando que sus hijas tendríamos acceso a una serie de libertades que ellas no tuvieron. No las culpo. Tampoco me gustan las críticas de que somos una generación de consentidos. Creo que el problema es mucho más grande y más perverso que todo esto. Básicamente, vivimos en un sistema absolutamente podrido. Heteropatriarcado y capital, alianza criminal, que se dice.

¿Qué diferencia hay entre autoficción y autobiografía?

Entiendo que la autobiografía es la biografía de una persona contada por ella misma ateniéndose a vivencias 100 por 100 reales. La autoficción, en cambio, parte de las vivencias de la persona que escribe, pero después las ficciona, de modo que no se distingue (a no ser que la autora lo especifique) qué es real y qué no. ‘Partir’ es autoficción.

Sin duda, estamos ante una novela feminista, en la que importa, y mucho, el placer femenino, la amistad entre mujeres, el compañerismo… ¿Lo planteaste así o salió de manera espontánea?

Qué bueno que me digas esto. Justamente estos días un periodista me decía que, de ser algo, ‘Partir’ es misógina. Jódete y baila. Prácticamente nada de lo que hay en la novela fue pensado con antelación. Iba escribiendo según se me iban ocurriendo cosas, o tomaba notas que después incluía en el libro.

También es feminista en cuanto que plantea que seguimos viviendo en una sociedad en la que la cultura de la violación sigue siendo una realidad que convierte a las víctimas en responsables. ¿Es necesario darle visibilidad a esta realidad desde el arte / la ficción?

Rotundamente sí. Tenemos demasiada tradición mierdenta del amor romántico, y esto incluye la cultura de la violación. Es necesario hablar de esto desde la ficción, crear otros imaginarios para hacer frente a los que tenemos ahora.

Y, para terminar, cuestión obligada: En tu novela se habla mucho de escuelas de teatro, de cine, de actores, pero es imperdonable que no aparezca Bill Murray. ¿Para la próxima? ¿Habrá próxima?

¡Me lo apunto! De momento estoy recopilando relatos, a ver si para finales de este año puedo sacar el segundo libro.

Lucía Baskaran

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.