Gloria Fuertes, los homenajes y las obras hermosas se suceden

Gloria Fuertes nació en Madrid
a los dos días de edad,
pues fue muy laborioso el parto de mi madre
que si se descuida muere por vivirme.
A los tres años ya sabía leer
y a los seis ya sabía mis labores.
Yo era buena y delgada,
alta y algo enferma.
A los nueve me pilló un carro
y a los catorce me pilló la guerra;
a los quince se murió mi madre, se fue cuando más falta me hacía.

Así se presentaba Gloria Fuertes en uno de sus múltiples poemas autobiográficos, el primero de los cuales publicó a los 17 años «con toda la sinceridad y lógica inmadurez». Tal cual lo relataba, que, sin saber explicar el porqué, continuó cantando o contando su vida en poemas que informaban sobre sus estados anímicos, económicos, sentimentales-emocionales…

Ha pasado demasiado tiempo minusvalorada por muchos, no se entiende muy bien por qué. Pero, por fin, es su momento. Este año, el del centenario de ese nacer en Madrid, los homenajes y las obras hermosas se suceden.

Merecidas alabanzas para una poeta que decía que en los primeros años de la posguerra, «al palparnos vivos a pesar y todavía» —¡qué belleza!—, necesitaba gritar, como superviviente, que todavía estaba aquí, que se llamaba así, que sentía de aquella manera.

Hoy se recuperan esos alaridos que son las palabras que siempre serán Gloria. Y viceversa. Porque Gloria siempre será las palabras.

Esta semana, por ejemplo, el Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa inaugura una exposición en torno a su vida y obra. En Madrid, claro, ya que es imposible entender a Gloria sin Madrid y al mismo tiempo también se produce el efecto contrario, no podríamos entender Madrid sin Gloria Fuertes.

Tal y como indican sus promotores el propósito de la muestra es reivindicar el lugar que le corresponde por derecho y por justicia en el panorama literario español del siglo XX, realizando un recorrido artístico y vital por su trayectoria.

Gloria Fuertes, poeta de los niños. Gloria Fuertes, poeta. Inmensa. Una mujer adelantada a su época, feminista, pacifista, reivindicativa, surrealista, postista, siempre del lado de los desfavorecidos, poeta social por excelencia.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.