Esperar al Joker y encontrar a Harley Quinn

Cuando uno se enfrenta a los 130 minutos que dura el ‘Escuadrón Suicida’ sólo puede pensar en el Joker. Ni más ni menos. Y el payaso está pero no está. Al menos no está lo que uno se espera que iba a estar. Pero no se preocupen: su inmensa figura queda bien suplida por un personaje que no deja indiferente casi desde el primer momento. Por supuesto, hablamos de Harley Quinn.

Se sabía que iba a ser la sensación del verano y Margot Robbie lo confirma en cada momento que aparece en pantalla. Y hay auténtica química en las escenas que comparte con Jared Leto, especialmente en aquellas destinadas a contar la manera en la que iniciaron su turbia historia de amor.

Pero sí, quizás uno se esperaba más apariciones del Joker y que los cameos de Batman fueran un poco más largos. Y para todos aquellos que ansiaban este estreno para comparar a Jared Leto con Heath Ledger es de recibo decir que no tienen material suficiente. Pero, tal y como esperábamos, estamos ante un personaje mucho más ceñido a los cómics y mucho más sádico que el Joker de la trilogía de Nolan. Pero, eso sí, mucho menos turbio y siniestro.

Del resto del reparto destaca Will Smith. En su papel como Deadshot ha sabido darle el toque al personaje en su debut como malo en esto del cine. Viola Davis también cumple en su papel como Amanda Waller mientras que Cara Delevigne quizás no haya construido una Encantadora a la altura del resto de personajes. La mala que se enfrentó a los malos no convence.

Quizás guste más a los fans de los cómics el personaje de Killer Croc, un archienemigo mítico del Caballero Oscuro que, por primera vez, es adaptado a la gran pantalla. Destacar también, por supuesto, los cameos de Ben Affleck como Batman y del nuevo Flash de la Liga de la Justicia. El Barry Allen de Ezra Miller tiene una aparición demasiado fugar.

Y es que,, si te gustan los cómics de Batman, probablemente entres al cine con las expectativas demasiado altas. Quizás sea culpa de la manera de calentar los estrenos que tiene ahora la industria. Los más malos de todos los malos se defienden en pantalla durante las más de dos horas que dura la película.

La película no acaba de tener demasiado sentido argumental más allá de la derrota de los enemigos de los malos. Se compensa con las apariciones de Harley Quinn y la espera a que el Joker aparezca para liarla. Al igual que se le puede achacar a ‘Batman v Superman’, la película deja demasiadas cosas en el tintero.

Está claro que tanto DC como Warner quieren sus Vengadores. Están construyendo su propio universo iniciado con ‘El hombre de acero’. En la primavera pasada presentaron a Batman y Wonder Woman acompañando a un Superman que no acaba de convencer. También dieron pistas del resto de los miembros de La Liga de la Justicia. Pero siguen sin hilar las cosas también como lo está haciendo Marvel con su saga heroíca. Y en DC tienen mimbres de sobra para ello.

El ‘Escuadrón Suicida’ supone la presentación de los malvados de esta nueva saga de películas. Y dentro de la presentación hay una presentación aún más breve del Joker de Jared Leto. La primera puesta en escena está bien pero DC necesita rematar sus películas y necesita hacer una obra que cautive del todo a los fans de los cómics, quizás los más críticos en toda esta historia.

En toda esta bendita fiebre de películas de superhéroes de Marvel y DC, el ‘Escuadrón Suicida’ supone algo diferente. Ver a los malos defender el bien es distinto y al público le va a gustar. Quizás, como hemos dicho antes, lo único que hay que pedirle a DC es que afine un poco más sus historias para darle a Batman una saga a su altura que pueda continuar el legado de la saga de Nolan.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.