«Con los años vas cambiando de valores sobre la vida y la pintura va en paralelo»

Ramón Córdoba lleva toda su vida dedicado a lo que más le gusta: la pintura. Y puede decir con orgullo que puede vivir de ello pese a que no siempre ha sido sencillo. Este pintor madrileño nacido en 1953 en el seno de una familia humilde ganó su primer premio de pintura con tan sólo nueve años. Lo que comenzó como una afición se convirtió en su manera de vivir, y con 14 años ya trabajaba en un taller donde comenzaría a tomar contacto con la pintura más académica. En las paredes de su estudio vemos cientos de premios que narran la brillante carrera de Ramón. Sin embargo, para él su mayor éxito ha sido construir la familia maravillosa que tiene.

¿Puedes decir que eres afortunado por vivir de lo que te apasiona?

Por supuesto, vivir de lo que te gusta es un privilegio y aunque los comienzos son muy duros, como en todas las disciplinas artísticas, merece mucho la pena.

¿Cuándo comenzaste a pintar? ¿Qué te motivó a iniciarte en la pintura?

Empecé a dibujar con cuatro o cinco años y a pintar al óleo con seis. Mi padre fue mi mayor impulsor para empezar a pintar. Él fue quien me regaló mis primeras pinturas y me dejó las paredes de casa para que pintase ante la falta de recursos para comprar lienzos.

Comenzando a pintar al óleo tan pronto, ¿cuándo ganaste tu primer premio de pintura?

El primer premio que gané fue con nueve años, en las Fiestas del 2 de Mayo de Chamberí, el barrio donde nací y crecí. Todavía conservo con cariño la medalla.

Comenzando tan niño a pintar y a ganar certámenes de pintura, ¿sabrías decirnos cuántos premios has ganado hasta el momento? Y mejor aún: ¿cuántos cuadros has pintado hasta la fecha?

La cantidad de cuadros que he pintado no la recuerdo, y por desgracia no tengo ninguna memoria hecha de ello. En cuanto a los premios, he ganado más de 100 certámenes nacionales de pintura y más de 300 certámenes de pintura rápida.

Wow! Ante una trayectoria así, ¿cuál dirías que ha sido el cuadro más especial que has pintado?

Cada cuadro tiene algo que te motiva a pintarlo, quizás el más especial el de mi hija Ana con mi nieto recién nacido, pero todavía no he sido capaz de acabarlo, es muy difícil.

Ramón

¿Qué inspira a Ramón Córdoba para sus cuadros?

Dependiendo la época en la que fueron pintados me han inspirado unas cosas u otras. Con los años vas cambiando de valores sobre la vida y la pintura va en paralelo. También influye mucho el estado de ánimo; es decisivo a la hora de pintar.

Has inaugurado recientemente una exposición junto a tu hijo Daniel Córdoba en Alcorcón bajo el título ‘Paisajes pintados’, ¿crees que el arte se hereda?

No sé si el arte se hereda pero creo que lo que se ve en casa desde que se nace influye mucho en la profesión futura. Suele pasar que de padres médicos hijos médicos, de arquitectos o militares igual. Así que puede que esto tenga algo que ver.

¿Los pintores también sufren vértigo al enfrentarse al lienzo en blanco como los escritores a su primera página?

En mi caso no, tengo muy claro lo que voy a pintar, el vértigo te entra cuando no sale lo que quieres cuando estás pintando.

Si tuvieras que definir tu pintura, ¿con que tres palabras lo harías?

Figurativa, realista, cotidiana.

Alguien que no haya visto tus cuadros aún, ¿qué va a encontrar en los cuadros de Ramón Córdoba?

En la actualidad paisajes figurativos, hace años retratos, muchas figuras y composiciones costumbristas, en el futuro posiblemente abstracto.

Ramón

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.