El cine… mejor que rime: ‘El castillo encantado’

No es sencillo trucaje

inventar el montaje.

Esto es parte de su bagaje,

Un visitante al que hacen ultraje.

Méliès se cae de la silla,

es de madera y muy pilla.

Después será un señor,

un esqueleto y un gordinflón.

Todos los sustos al visitante

impresionarán al público contemporáneo

pues se trata de un nuevo arte

y no les resulta espontáneo.

Y colorear de rojo

como bonito antojo.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.