El cine… mejor que rime: ‘Los burdeles de Paprika’

Con pechos grandes y gruesos traseros

Tinto Brass nos lleva de prostíbulos.

Antiguo oficio narrado con bulos,

con simplista y bobalicón rasero.

Los escenarios no son nada austeros.

Historia evidente sin disimulos

sobre un culo que levanta pirulos,

tratado de modo harto efímero.

Una Italia que cierra sus puticlubs

ambienta el guión en parte de la historia.

Las madames tienen oscuros vicios,

los proxenetas representan sin virtud

y las hay que pasan de tristeza a euforia.

Una película para novicios.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
Artículo anteriorEl hambre suena en Fnac Callao
Artículo siguienteEsta es la cámara que demandan tus redes sociales
Levantarse de la cama: hecho. Ducharse y comer algo: hecho. Ver una peli: hecho. Salir a comprar tabaco y alcohol: hecho. Leer un rato: hecho. Tontear por curiosidades en Internet: hecho. Salir a tomar unas cañas y charlar: hecho. Darse un poco de cariño: hecho, dos veces. Escribir una biografía para MurrayMag: demasiadas cosas, no da tiempo a hacerlo todo en un día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.