Cinco consejos para elegir bien qué obra de teatro ver

En esta vida tiene que haber de todo porque hay gustos para todo. Pasa con el cine, la música, la moda, el deporte y, por supuesto, con el teatro. Se trata de ir probando y descubriendo qué estilo, modalidad o género te gusta más de cada actividad.

El problema con el teatro es que se oye muchas veces la frase “No voy al teatro porque me aburre”. Hay gente que no habrá ido al teatro más de un par de veces en su vida y aun así dicen esa frase. Lo peor de todo es que es verdad, el teatro a veces aburre; igual que a veces aburre el cine, el deporte o la música.

Si eres de los que van poco al teatro, quizá puedan ayudarte estos consejos para elegir bien qué obra ir a ver y que te lleves una buena sensación. Y es que el teatro es emocional, se basa en emociones, sensaciones, ritmo y alegría… y si algo huele mal, lo vas a notar. Seguro.

1.‐ Compañías vs. Productoras

Si tienes que elegir entre una obra creada por una compañía de teatro o una creada por una gran productora, quédate con la primera, sin dudarlo. Las grandes productoras tienen un objetivo: hacer dinero. Cogen un puñado de actores famosos de televisión, un texto conocido y hala, a “forrarse”. En cambio, las compañías suelen constituirse por un grupo de actores y gente del mundillo que, obviamente, quieren ganar dinero pero no será ese su objetivo principal, sino el de trabajar, ganarse la vida con el teatro y hacer obras interesantes que les permitan entrar en circuitos, festivales o llenar cada noche una sala pequeña. En las compañías hay mucho más amor, más riesgo, más libertad creativa y te irás con la sensación de haber visto teatro del bueno.

2.‐ Pequeña y mediana empresa

Hoy día, empujada por la situación económica, la pequeña y mediana empresa teatral está innovando como nunca, aportando nuevos formatos más baratos y puede que incluso más atractivos que los tradicionales. En todas las ciudades están surgiendo propuestas muy interesantes como representaciones en casas privadas o espectáculos que unen varias disciplinas a la vez. Hay que pensar que con lo difícil que es vivir del teatro, los que continúan haciéndolo es porque de verdad aman su profesión y harán todo lo posible por que te diviertas. Las pequeñas productoras o compañías son una alternativa de calidad frente a las grandes producciones.

Salmorejo Teatro

3.‐ Comedia vs. Todo lo demás

Si eres de los que no van mucho al teatro pero te lo estás pensado, es preferible que comiences tu aventura teatral con una comedia, una farsa o algo por el estilo. No es que todas las comedias sean siempre la mejor elección, ni mucho menos, pero si te hacen reír seguramente te vayas con un buen sabor de boca y querrás repetir en otra ocasión. Una gran opción para empezar.

4.‐ Cuidado con los grupos de aficionados

En todo pueblo que se precie siempre hay uno o varios grupos de teatro aficionado que cuentan con un gran número de seguidores que asisten a todas las representaciones. Su labor es importantísima ya que son la primera línea de fuego y acercan el teatro a todos los pueblos de España. El problema reside en que hay mucha gente que solo asiste al teatro cuando actúa el grupo de su pueblo (esto es así) y claro, no podemos olvidar que son eso: grupos de aficionados. Sería como si solo vieras partidos de fútbol de liga regional y nunca hubieras visto jugar al Barcelona o al Madrid. Te estás perdiendo cosas que ni te imaginas.

5.‐ ¡Ve más al teatro!

No puedes decir que el teatro te aburre si no has ido lo suficiente como para hacerte una idea de lo que se cuece entre las tablas de un escenario. Los festivales (hay muchos por todos sitios) pueden ser un buen momento para ver diferentes formatos y propuestas.

¡Mucha mierda a todos!

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.