‘Cantares de una revolución’, una película leída, contada, cantada y necesaria

'Cantares de una revolución'

Siendo un chaval solía acompañar a mi abuela a algunos actos de homenaje y memoria del bando republicano que el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid de vez en cuando organizaba.

Era todo muy emotivo. Aquellos abuelos no querían que la historia olvidara todo lo que pasó. Muchas sonrisas con dentaduras postizas, muchos dichos castizos, chocolatadas, algunas lágrimas, muchos bastones y muchas rosas.

Ay, si supieran los tiempos que se nos avecinan…

De entre aquellos dichos, había uno que cada vez que miro la actualidad política me retumba en la cabeza: «En España, la izquierda sólo se junta en la cárcel».

Pero también recuerdo cómo mi abuela, con furia y casi enfadada, contestaba: «Menos en Asturias, allí se juntaron todos en la lucha».

Estos días se está proyectando ‘Cantares de una revolución’ en la Cineteca del Matadero de Madrid. Una excelente película dirigida por Ramón Lluís Blande y protagonizada por Nacho Vegas.

La película, premiada en el último Festival de Gijón con el Premio Especial del Jurado, nos lleva, a través de lecturas y, sobre todo, de canciones, al octubre del 34 en la Asturias revolucionaria.

Este musical —como así quiere su director que se le llame— tiene como hilo conductor al revolucionario Berlarmino Tomás, aunque no se olvida de otros grandes mitos de la revolución asturiana como Aída de la Fuente.

Las adaptaciones de los temas revolucionarios corren a cargo de un Nacho Vegas en estado de gracia, al que se le ve como pez en el agua cuando se juntan las canciones populares asturianas con el mensaje político.

'Cantares de una revolución' 2

La película recorre algunas de las localizaciones donde los hechos fueron transcendentes, desde la Universidad a Sama de Langreo, pasando por la Cárcel Modelo de Oviedo. Unas imágenes donde los encuadres y los personajes que aparecen permanecen inmóviles, dando a las escenas una fuerza buscada para resaltar el mensaje.

Una película leída, contada y cantada

Se trata de una película imprescindible para ver qué pasó en aquella revolución que apenas duró 15 días, pero dejó un poso profundo en quienes llegaron a vivir aquella utopía que suprimió el dinero y, por tanto, la lucha de clases.

No quiero contar nada más, no quiero hacer spoiler, que quizá sea lo más sorprendente que se puede decir de una película sobre hechos históricos.

Cuántas mentiras y manipulaciones nos han contado…

Por todo esto, hay que darles las gracias a quienes se esfuerzan en contar la verdad y que encima lo hagan desde la belleza de las artes. Algo tan ninguneado y olvidado por las derechas.

El sábado tuve la suerte de poder asistir después de la proyección de la película a un coloquio en el que estaban tanto Ramón Lluís como Nacho Vegas. Fue muy interesante oír a los presentes debatir sobre la película como sobre los acontecimientos de la última revolución del proletariado que hubo en Europa.

Cantares de una revolución coloquio

Mencionar que es muy posible que haya una más que esperada y necesaria segunda parte, pues así lo insinuó Ramón Lluís Blande, quien además dejó despedir el coloquio entre aplausos a una asistente muy especial: Allí estaba, llena de orgullo y emoción, una nieta de Berlarmino Tomás.

Corren tiempos difíciles, se prometen peores

Que la lección de la UHP (Uníos Hermanos Proletarios o Uníos Hijos del Proletariado) nos sirva como ejemplo para los difíciles días que parecen estar a punto de llegar.

Sólo desde la unión se puede hacer frente a esa derecha rancia y oscura que avanza alentada y patrocinada desde los periódicos y televisiones.

'Cantares de una revolución' cartel

Quizá uno piense que en pleno siglo XXI la revolución ya no se pueda hacer con dinamita, fusiles y morteros, pero como dijo Ramón Lluís: «Que no os engañen, la Revolución se puede hacer. Claro que se puede hacer».

Y, sin duda, una de las formas en las que se puede realizar, una de las maneras de prender la mecha, sea recuperando la verdad y a sus héroes.

Ir a ver ‘Cantares de una revolución’ es una forma de lucha. De la lucha contra la mentira, contra la manipulación, contra el olvido

En el Matadero, martes, miércoles, viernes y sábado.

Y si no podéis, buscad dónde verla. Merece la pena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.