‘Birdman’, sentimientos encontrados

La cinta está grabada con maestría, editada como si todo el metraje fuera una toma continuada, a lo Hitchcock en ‘La soga’. Con una puesta en escena de los actores soberbia, destacando a un Michael Keaton  que resurge con una actuación que firmaría el mismísimo Bill Murray. Pero hay algo, que aún no he adivinado qué es, que me deja frío, y creo que debo volver a ver la película para analizarlo.

Sinopsis

Un actor venido a menos, que triunfó en los noventa metiéndose en la piel de un superhéroe, Birdman, pretende dar un impulso a su carrera estrenando en Broadway una obra teatral de prestigio. Se juega todo a esa carta, pero las alucinaciones que sufre con unos compañeros de viaje peculiares no harán que sea nada fácil.

González Iñárritu hace una labor de dirección y guión espléndida, adentrándose en la comedia negra con un montaje acertadísimo que da el tempo adecuado a la narración, y huyendo del tedio que para mí fue su última película, ‘Biutiful’. Le deseo toda la suerte del mundo para los Oscar, porque creo que merece un reconocimiento de esta índole. Tiene mucho mérito recuperar a Michael Keaton, y más al nivel que lo hace, con guiño incluido a su Batman de los noventa. Recuerda su exitosa aparición, después de un tiempo alejado de la gloria, a las aplaudidas incursiones de Travolta o David Carradine orquestadas por Tarantino en ‘Pulp Fiction’ y ‘Kill Bill’, respectivamente.

‘Birdman’ deja escenas brillantes, como la carrera por Times Square o el vuelo por Manhattan, pero hay algo que me incomoda por desconocimiento, y es esa sensación de frialdad, a pesar de la genialidad, que tan solo me permite decir: Muy bien, pero… Id a verla y me contáis.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.