No te sonrojes: Tú también bailaste estas canciones del verano

Como, a veces, nos creemos de lo más guay —modernos, llámalo como quieras— íbamos a hacer un listado de canciones del verano alternativas para mostrar a los lectores y amantes de Bill Murray nuestra extrema sensibilidad y savor faire. ¡Ja! Que levante la mano quien no sonría —con nostalgia, con alegría, con vergüenza, con lo que sea— con este listado de canciones que recorre los temazos más bochornosos de esta época del año en la que (casi) todo vale. A la vista está:

Aquí no hay playa

¡Qué pequeños éramos y cómo nos lo pasábamos! En Madrid sigue sin haber playa y en la Moncloa siguen los de siempre, pero ahora, al menos, podemos rogar a Manuela y no a Ana Botella. Algo es algo.

Tractor Amarillo

El hitazo del verano del 1993, cuando todos soñábamos con tener un tractor, porque era la última moda y la forma más barata de tener descapotable.

La Macarena

Nos guste o no, ha pasado a la historia de la música española batiendo todos los récords habidos y por haber. Llegó a ocupar 14 semanas seguidas el primer puesto de la Billboard, la lista de ventas americana más prestigiosa del mundo, Bill Clinton la utilizó en su campaña a la presidencia de EEUU, se escuchó en la Super Bowl, en los Juegos Olímpicos de Atlanta… ¿Sabéis que el día 14 de febrero es el Día de Macarena en Nueva York?

El Tiburón

Uno de los temazos más bailados del verano del 95, de toda la década de los 90 y no sólo eso, sino que sigue causando furor en los festivales de modernos.

El Venao

Nos pasamos el verano de 1996 bailando esta canción de Habana Blues Banda y eso no nos mortifica.

Duro de pelar

Que Rebeca es una gran cinéfila nos lo demostró con esta canción que coréabamos en ferias y verbenas durante el año 96, en los ratitos que ‘El Venao’ nos dejaba.

Bomba

Todo el mundo una mano en la cabeza, un movimiento sexy, una mano en la cintura… Lo meteremos en la lista de cosas que uno hace durante la juventud y que nunca más va a volver a hacer. Pero una cosa es cierta: Todos los hombres lo bailaban, todas las mujeres lo bailaban y todas las radios lo ponían. Tan cruel como cierto.

La Barbacoa

No hay verano sin barbacoa y sin Georgie Dann desde tiempos inmemoriables. Antes de que los anuncios de Estrella Damm anunciasen oficialmente el verano, era él quien lo hacía.

Aserejé

Otro, como diría el gran Fary, «melocotonazo de miedo», que fue número uno en más de 20 países y vendió alrededor de siete millones de sencillos. ¡Casi nada!

Opá

Triunfó porque en verano todo es mucho más bucólico y todas las personas de bien soñamos con tener un corral para esa gallina y ese minino. Y que a un tío que asegura que sus referencias son Extremoduro y Barón Rojo se le respeta y punto.

Micromanía

Hubo unas noches de verano en la que todo era los micrófonos. Una caña y… Los micrófonos. Un vodka con naranja y… Los micrófonos. ¿Chupaíta? Los micrófonos.

Fotografía: Jose Antonio Sánchez ©

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

2 Comentarios

  1. ¡El Koala es un fenómeno! Se notan esas influencias. Las Ketchup, por contra, son las peores, Aserejé es lo más malo de la historia yo creo. ¡Pero viva el verano!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.