Sea2see, porque la moda sí puede ser sostenible

Sea2See

Puede que unas gafas de sol no cambien el mundo, pero sí lo harán las personas que las llevan. Con esta declaración de intenciones se presenta ante el mundo Sea2see, una empresa catalana que demuestra que la moda sí puede ser sostenible y que ser una fashion victim no está reñido con tener conciencia medioambiental.

«Protege tus ojos y los océanos» es su lema. Y es que su modelo de negocio pasa por colaborar de forma activa con la limpieza de los mares. Han encontrado la manera de reducir la contaminación marina y prevenir la pesca fantasma gracias a la creación de gafas de sol hechas con redes de pesca y cabos abandonados.

No hay que olvidar que los desechos plásticos son responsables directos de la muerte de millones de aves y mamíferos marinos y que un 12 por ciento de estos restos pertenecen a redes de pesca que han sido abandonadas.

François van den Abeele —un emprendedor con una profunda pasión por los océanos y la naturaleza, conocedor de esta realidad y convencido de que en el mundo los consumidores son cada vez más conscientes de la necesidad de proteger el medio ambiente— consiguió reciclar el plástico del mar en una material resistente. Esto le permite fabricar gafas de sol de alta calidad producidas 100 por 100 con redes de pesca y cabos abandonados recogidos por las comunidades de pescadores de las costas Española y, así, reducir la contaminación marina y la pesca fantasma.

Sea2See

«Estamos convencidos que el rediseño de productos, y su reuso a partir de materiales y materias existente es nuestra obligación, y uno de los desafío de nuestros tiempos y fundamentos de la economía circular», asegura la compañía. No en vano, cada par de gafas elimina diez kilos de plástico del mar.

Pero, ¿cómo lo consiguen? Lo explican en su web:

Las comunidades pesqueras colaboran y depositan redes abandonadas, cuerdas y plástico en más de 100 contenedores colocados en 20 puertos de España. Así, consiguen recolectar una tonelada de materiales cada tres días, que cortan, separan, limpian y seleccionan para ser reutilizados y reciclados. El plástico se prepara en big bags para su extrusión. Una vez hecho esto, analizan y prueban la calidad del plástico para asegurar la calidad del producto final, que, ya fabricado, lucirá sobre los ojos de una de esas personas en cuya mano está el poder de cambiar el mundo.
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.