Reflexiones por un sueño

Es domingo como tantas otras veces a lo largo de una vida. Pero no es igual que los demás. Hoy arranca un sueño que permanecía aletargado en espera de un momento que ya ha llegado. Ese instante que demuestra que los esfuerzos merecen la pena. El único domingo 14 de mayo de 2017 que todos, sin excepción, vamos a vivir. Yo lo recordaré por siempre, ya que mis inquietudes artísticas repletas de fascinaciones desde las pantallas de cine tienen hoy su inicio.

Una historia maravillosa, con personajes inolvidables. Una escritora, Alma Feroz, que hasta el más transgresor Almodóvar habría firmado para alguna de sus mejores películas. Rodeada de literatura añeja, drogas, muerte, el más allá de la muerte y un devenir del relato que se mueve entre compases de genios de la música y el teclear armónico de una máquina de escribir. ¿Puedo pedir más? Yo no, pero lo tengo. Estoy rodeado de un equipo técnico inigualable, una escuela que es como una familia, un reparto insustituible y unos seres de luz que hacen mucho más por mí de lo que en infinitas vidas hubiera merecido.

Sé que esto no es más que el comienzo, que habrá otros momentos y no tardando demasiado tiempo, pero sólo va a existir un 14 de mayo de 2017, y ese día es hoy y por vosotros nunca podré olvidarlo.

Se avecinarán esos nuevos e ilusionantes proyectos, y me gustaría que todos, sin excepción, estuvierais en ellos lo más lejos a mi lado.

¡Os quiero, FAMILIA! Gracias por despertarme para así poder seguir soñando.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.