Así se produjo el holocausto ewok

Feliz domingo, mis amadísimos lectores. Hoy igual algunos os levantáis con la resaca de la final de la Champiñones Luis (Champions League para los ilustrados). Para un culé confeso como yo, comprenderéis que este año este partido me resulta un tema bastante trivial y carente de importancia en absoluto.

Pero entremos en materia: Este pasado 25 de mayo se ha celebrado a escala mundial el Día del Orgullo Friki, y como pequeño homenaje a mis queridos flipadillos y demás fauna frikil, he pensado dedicar el artículo de hoy a una teoría del universo Star Wars que se viene barruntando desde finales del siglo pasado (qué raro suena, ¿verdad? Siglo pasado… Por desgracia, no deja de ser cierto), y que por fin un científico se ha decidido a corroborar: el holocauso Ewok.

Así es, queridos y queridas. Aviso que a partir de aquí, leves e insignificantes spoilers serán revelados, nada importante, pero aviso para no herir sensibilidades. Tras la última entrega de la saga, algunos fans se preguntan «¿por qué no sale ningún ewok en toda la película?» ¿Aparecen engendros de todo tamaño y condición, y ningún ewok en todo el sistema galáctico?

Algunas fuentes apuntan a un intento de la factoría Star Wars por deshacerse de personajes de corte “infantiloide”, lo que incluiría a los mencionados ewoks y también a Jar Jar Binks (alias “el Pablo Iglesias gungan”), que tampoco aparece en la nueva entrega de la saga, para así dotarla de un mayor dramatismo. Es una explicación plausible, sí… pero no del todo convincente. Y aquí entra la teoría (avalada con datos y cálculos científicos) que el profesor David Minton ha publicado en un artículo (ojo, no científico, pero de divulgación) para la web Tech Insider.

Según los cálculos del profesor Minton, la explosión de la segunda Estrella de la Muerte construida por el Imperio Galáctico, y que se encontraba orbitando sobre la luna de Endor (hogar de los pequeños ewoks), habría tenido consecuencias fatales para la vida del pequeño satélite. Más en concreto, sus reflexiones incluyen que la explosión habría generado primero la precipitación de los restos de la megaestructura metálica sobre la superficie de la luna de Endor, generando un impacto que hubiese causado un cráter de unos 700 kilómetros de diámetro. Como consecuencia de semejante impacto, se habría barrido (literalmente) de la superficie del pequeño satélite cualquier resquicio de vida, incluyendo especies vegetales, nuestros amados ewoks, además de cualquier rebelde que todavía se encontrase por allí de parranda con los tambores y tal.

Pero… ¿Habrían caído los restos de la Estrella de la Muerte sobre el bosque de Endor en lugar de dispersarse por el espacio? Según los cálculos, sí. Según los planos que muestra la película, la Estrella de la Muerte se encuentra a una distancia suborbital, lo cual significa que por sí sola no podría mantener una órbita natural (estaría demasiado cerca), de modo que tiene que mantenerse por algún tipo de campo gravitarorio generado desde la superficie. Al destruirla, el campo magnético desaparece, con lo cual los restos van derechos a impactar sobre el bosque de Endor.

Pero el impacto habría sido lo de menos. Nuestros pequeños amigos peludos ya serían historia incluso antes de que los restos de la Estrella de la Muerte se precipitasen. Como ya he mencionado en el párrafo anterior, basándose en fotogramas del ‘Retorno del Jedi’, donde se muestra un holograma de la luna de Endor y la Estrella de la Muerte orbitándola, el profesor habría calculado el diámetro de la luna (unos 4.900 kilómetros), el de la estrella (alrededor de 350 kilómetros) y la distancia entre ambos (poco menos de 500 kilómetros), concluyendo que el simple hecho de la explosión tan espectacular que se muestra en la película, habría generado una cantidad de radiación que los habitantes del satélite se hubiesen calentado hasta prácticamente la evaporación, cual alemán al sol en pleno centro de Córdoba un 15 de agosto a las cuatro de la tarde.

Por supuesto que aquí, como para todo, hay opiniones para todos los gustos. Pero ahí tienes las matemáticas y lo que la ciencia dicta para este caso. Y tú, ¿crees que volveremos a ver ewoks en las próximas entregas de Star Wars?

Que la fuerza os acompañe.


[kads id=»11780″]

 

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.